¿El calor te hace perder peso?

A pesar de lo que dicen muchos de los vendedores, el calor no aumenta la pérdida de peso a largo plazo. Puede haber una pérdida a corto plazo, pero es peso del agua, no de grasa. El calor aumenta la temperatura de tu cuerpo, lo que te hace sudar, pero no va a aumentar el número de calorías que quemas. El exceso de calor puede obstaculizar tu entrenamiento al causar deshidratación.

Peso de agua

Cuando el calor aumenta la temperatura de tu cuerpo a un nivel lo suficientemente alto, tu cuerpo reacciona con el sudor para enfriar la temperatura de la piel. Esto libera fluidos desde el cuerpo, principalmente en forma de agua y electrolitos. Cualquier peso que se pierda de esta manera regresará tan pronto como comas o bebas lo suficiente, de acuerdo con Stew Smith de Military.com. Esto es cierto si estás en un sauna, con un traje sauna o haces ejercicio en temperaturas altas. El calor no va a aumentar el número de calorías quemadas, que es el único que va a conducir a la pérdida de grasa.

Beneficios

El calor ofrece algunos beneficios durante un entrenamiento cuando se utiliza con cuidado y precaución. Por ejemplo, cuando haces yoga Bikram, una forma de yoga que se practica en una habitación caliente, el calor calienta los músculos y puede ayudar a evitar lesiones mejorando la flexibilidad. Sentarte en un sauna es relajante y puede ayudar a reducir el estrés, así como aliviar los músculos doloridos. Un baño de vapor puede ayudar a destapar los conductos nasales y promover una mejor respiración. Cuando la temperatura corporal aumenta, los latidos del corazón aumentan, lo que quema unas pocas calorías más que si la temperatura es menor.

Riesgos

Los riesgos asociados con el ejercicio en un ambiente caluroso o en un sauna o baño de vapor son muchos, siendo la deshidratación uno de ellos. Cuando el cuerpo se deshidrata y pierde demasiados líquidos y electrolitos, el resultado puede ser mareo, vómitos, calambres musculares, náuseas, desmayos, y, finalmente, agotamiento por calor o golpe de calor. La deshidratación severa puede dañar los riñones e incluso conducir a la muerte. Las personas mayores de 65 años, los niños y las personas con presión arterial alta tienen un mayor riesgo cuando se exponen al calor extremo.

Recomendaciones

Lo más importante cuando te expones a un mayor calor, ya sea mediante el ejercicio en el calor o sentado en la sauna, es permanecer hidratado. Bebe mucha agua antes, durante y después de una actividad que provoca sudoración. El consumo de bebidas deportivas con electrolitos añadidos después de hacer ejercicio puede ayudar. Evita sentarte en un sauna durante demasiado tiempo, menos de 20 minutos es mejor. También evita el uso de juegos de sauna o trajes de plástico, que no van a aumentar el número de calorías que gastas y te pueden llevar fácilmente a la deshidratación. Evita hacer ejercicio en el calor, realiza el ejercicio por la mañana temprano o por la noche, cuando está más fresco, o hazlo en el interior, como un gimnasio. Cesa toda actividad si comienzas a sentirte débil, mareado o con náuseas o si sientes que te vas a desmayar.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por verónica sánchez fang