Cómo calmar a un bebé dependiente

A medida que un recién nacido se aclimata a su vida fuera del útero, puedes encontrar un poco de irritabilidad y llanto. Muchos recién nacidos prefieren la seguridad y la comodidad de estar en los brazos de un padre. Si tu bebé recién nacido está muy unido a ti, exhibiendo una conducta dependiente, puede ser un desafío encontrar el momento de ocuparte de otras responsabilidades. Clama a tu bebé irritable, cuando sea necesario, utilizando varias técnicas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Una manta recibidora
  • Un chupete

Instrucciones

  1. Acepta que algunos recién nacidos necesitan más que otros el contacto físico de sus cuidadores, aconseja el sitio web Ask Dr. Sears. Algunos recién nacidos sólo se relajan y se sienten cómodos cuando están en brazos de alguien.

  2. Responde a los reclamos de tu bebé con comodidad y medidas de crianza para ayudarlo a que se sienta cuidado y calmo, tal como sugiere la educadora y doula Barbara A. Hotelling, en un artículo publicado en la revista Journal of Perinatal Education. Al responder rápidamente, puedes evitar que el niños se sienta excesivamente molesto y difícil de consolar.

  3. Revisa tu reloj para ver si el bebé irritable podría tener hambre. Si la útlima vez que comió fue hace dos horas o más, quizás tenga que volver a comer. Un recién nacido debe comer ocho a 12 veces durante un período de 24 horas durante las primeras semanas, según señala el sitio web GroupHealth Cooperative. Un bebé alimentado a pecho come más frecuentemente.

  4. Envuelve a tu bebé con una manta recibidora para darle una seguridad apretada. Al doblar sus brazos y piernas de forma ajustada, el bebé a menudo reconoce la similitud con el útero y se calma.

  5. Ofrécele a tu bebé un chupete para satisfacer su fuerte reflejo de succión que tiene, tal como sugiere el pediatra y autor Harvey Karp, con el sitio web Happiest Baby. La succión no nutritiva es la necesidad de succión de un bebé no asociada con el hambre.

  6. Muévete con tu bebé para ofrecerle un movimiento rítmico. Los bebés a menudo adoran el balanceo, el mecerse, saltar o vibrar (ya sea en los brazos de alguien, en un asiento de coche, un asiento para bebés vibrador u oscilante.

  7. Utiliza el ruido para ayudar a calmar a un bebé irritable, sugiere WebMd. El sonido de una radio, televisión, ventilador eléctrico, la estática o incluso el ruido de una máquina puede calmar a un recién nacido y ayudarlo a que deje de llorar. Tu voz también puede ayudar a calmarlo (prueba cantarle o hablarle a tu bebé con su labios cerca de su oreja para que pueda escucharte y dejar de llorar).

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por aldana avale