Cómo calentar pan en el horno

Escrito por cynthia myers | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
El pan caliente acompaña muy bien la comida.

El pan caliente, recién salido del horno, llena la casa con un aroma exquisito como si hubieras estado horneando todo el día. El pan recién salido del horno enfatiza el sabor crujiente de la corteza y hace que la mantequilla se derrita fácilmente. Puedes calentar el pan sin quemarlo. Puedes calentar una pieza entera a la vez, en rebanadas o en rollos. Sirve el pan caliente con la comida o en el desayuno.

Sin envoltura

Enciende el horno a 350 grados Fahrenheit (176 grados Celsius). Deja que se caliente.

Coloca una barra entera de pan directamente sobre la rejilla del horno, o sobre una bandeja para hornear.

Coloca el pan en el horno y déjalo ahí de 15 a 20 minutos. Esto produce una corteza crujiente en el pan.

Cubierto

Precalienta el horno a 350 grados Fahrenheit (176 grados Celsius).

Envuelve el pan, ya sea en rebanadas o en una pieza entera, en papel de aluminio.

Coloca el pan envuelto en el horno y déjalo calentar de 15 a 20 minutos.