Cómo calentar leche materna embotellada cuando estás fuera de casa

Preparar leche materna con anticipación embotellándola es una manera fácil de alimentar a tu bebé cuando la lactancia no es conveniente. Pero la leche materna en frío a veces es menos preferible y tolerable para los bebés. Calentar rápidamente a la leche materna es posible, incluso cuando estás en el camino. Entender cómo calentar correctamente la leche materna es esencial para proteger a tu bebé.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Tapón para botella

Instrucciones

  1. Gira el grifo del lavabo en un baño público o área de cocina para que el agua se entibie pero no caliente.

  2. Pon una tapa sobre el biberón para sellarlo. Sostenlo bajo el agua caliente durante unos minutos hasta que la leche materna se caliente ligeramente.

  3. Agita la botella suavemente para mezclar los componentes de grasa, nata y leche de la leche materna.

  4. Aplica una pequeña cantidad de la leche en la parte interior de tu muñeca para probar la temperatura. Estará lista cuando la leche esté tibia pero no caliente.

Consejos y advertencias

  • Aunque la leche materna tibia es típicamente preferible, el sitio Cleveland Clinic señala que darle leche materna a temperatura ambiente o ligeramente enfriada a un bebé es perfectamente seguro. Almacena con seguridad la leche materna a temperatura ambiente durante un máximo de seis horas.
  • FamilyDoctor.org advierte que nunca debes calentar la leche materna en o bajo agua caliente, ni siquiera si estás en un apuro y en el camino. Las temperaturas altas disminuyen la cantidad de nutrientes y proteínas en la leche materna, y a menudo causan quemaduras.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por lucia ayala