¿La caléndula puede beneficiar tu piel?

La caléndula es el extracto de una planta que ha sido usado a lo largo de la historia en preparaciones para la piel. Es beneficiosa para la piel seca o dañada y también promueve la cicatrización rápida y la regeneración de la piel debido a sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Según YourHealth.com, aplicar la caléndula en forma tópica es efectivo para disminuir la inflamación y promover la curación de heridas, quemaduras, eczema y otras patologías de la piel.

Cicatrización de las heridas

Debido a las propiedades antiinflamatorias y antisépticas de la caléndula, a menudo es usada en preparaciones para quemaduras de sol, erupciones, picaduras de insectos y otras irritaciones leves de la piel. Los tratamientos de caléndula pueden aliviar las dermatitis de contacto por causas ambientales. Según WoundsResearch.com, los datos clínicos apoyan las propiedades de la caléndula en aplicaciones tópicas de 2 al 10%. Sus efectos sobre la inflamación y la regeneración de los tejidos la convierten en un tratamiento natural para las heridas.

Piel elástica

El aceite de caléndula a menudo es usado para la piel dañada o seca. Tiene propiedades regeneradoras naturales que le infunden a la piel un brillo saludable. También es usado para proteger la piel del envejecimiento y afinamiento prematuro. Es seguro como para ser usado sobre la delicada piel debajo de los ojos como forma de prevenir las patas de gallo. Además, las cremas con aceite de caléndula son usadas para tratar la dermatitis del pañal.

Contraindicaciones

El uso tópico de la caléndula puede producir una erupción en las personas alérgicas a la caléndula (marigold). Los efectos secundarios son raros y no existen interacciones conocidas con los medicamentos. Según el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, se debe evitar durante el embarazo y la lactancia.

Más galerías de fotos



Escrito por christina dambra | Traducido por paula santa cruz