Calendarios de la custodia del niño y sus efectos psicológicos sobre los niños

Tan difícil como el divorcio es para los adultos involucrados, sumando a los niños a ésto presenta un conjunto adicional de desafíos. Mientras que tu y ahora ex se están separando, eso no quiere decir que tus hijos deban sentir la presión de tu propia situación. La comprensión de los diferentes tipos de acuerdos de custodia y sus efectos psicológicos en los niños puede ayudar a informar a tu proceso en la toma de decisiones y crear un calendario que funcione para tu familia.

Custodia psicológica

Físico y jurídico son los dos tipos principales de custodia que los tribunales otorgan a los padres que se divorcian, según la división judicial de los tribunales de California. Los calendarios de custodia de los hijos son parte de los acuerdos de la custodia física y establece pautas en cuanto con cuál de los padres, con quién va a vivir el niño y en qué tiempo. La custodia legal se refiere al papel de los padres tomando decisiones claves que afectan al niño, como la educación o la asistencia sanitaria. Cuando se trata de la custodia física, encontrarás una gran variedad de acuerdos, que varían en función de las leyes estatales, proceso de mediación de los padres y de las necesidades familiares.

Custodia compartida

La custodia compartida incluye un calendario en el que ambos padres tienen los derechos físicos del niño. Esto no siempre significa que cada padre tiene el mismo tiempo con el niño o que se pasa el mismo tiempo con la madre como con el padre. Algunos calendarios pueden incluir los fines de semana con uno de los padres y los días de la semana con el otro padre, meses o divisiones más equitativas, como la doble residencia, que proporcionan a cada padre la misma cantidad de tiempo con el niño. Un acuerdo de custodia compartida, ya sea una cantidad desigual o igual de tiempo con cada padre, por lo general se traduce en relaciones familiares positivas, un mayor sentido de autoestima y una mejor sensación general de adaptaciones emocionales para el niño, de acuerdo con la extensión de la Universidad de Missouri.

Custodia exclusiva

En contraste con la custodia compartida, los calendarios exclusivos incluyen acuerdos en los que el niño vive físicamente con un solo padre. En este tipo de calendario, el niño reside solamente con la mamá o el papá, pero puede visitar al otro padre dependiendo del divorcio y de la situación familiar. Evitando al mismo tiempo la ida y vuelta que obliga a las familias a tener una custodia compartida puede parecer ventajoso, los niños con acuerdo de custodia exclusiva tienen más problemas de comportamiento y una autoestima más baja que los que dividen sus horarios entre la mamá y el papá, de acuerdo con un estudio realizado por el Departamento de salud de Baltimore y de Higiene mental Dr. Robert Bauserman, en el sitio web de la Asociación estadounidense de psicología.

Opciones de visita

Cuando uno de los padres no comparten la custodia con el otro, o tiene menos tiempo físico de custodia que el otro, la familia puede necesitar un horario de visitas. Hay diferentes tipos de horarios de visita que los padres y los tribunales pueden decidir, de acuerdo con los tribunales de California. Los padres pueden ponerse de acuerdo sobre las visitas de acuerdo a un calendario, que incluye un calendario específico o una serie de veces para estar con el niño. Una opción más abierta es la "visitación razonable", en la que los padres pueden cambiar el horario y basarlo en sus necesidades actuales. Los horarios de visita proporcionan a los niños los beneficios emocionales y de comportamiento ligado al acuerdo de la custodia compartida, lo que les permite la accesibilidad a cada padre en diferentes momentos. Aunque un calendario abierto puede proporcionar flexibilidad, también puede conducir a un conflicto entre los padres y la confusión para los niños. Un programa con una serie de visitas que sigan ambos padres ofrece estabilidad psicológica y una rutina que puede ayudar mejor a los niños para hacer frente a los problemas emocionales y mentales que los que se enfrentan durante y después del divorcio de sus padres.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por shirley marisel rollano