El ajo y los cálculos biliares

Usado medicinalmente por miles de años, más recientemente el ajo ha sido estudiado para el tratamiento de problemas de salud tales como la aterosclerosis y la hipertensión arterial. Los estudios actuales sobre los efectos del ajo sobre los cálculos biliares muestran resultados prometedores, pero se necesita más investigación. Si estás pensando en comer ajo para los cálculos biliares, o cualquier otra condición de salud, lo mejor es hablar con tu médico primero.

Sobre cálculos biliares

Tu hígado produce la bilis, que ayuda a digerir las grasas en el intestino delgado. Fluye desde el hígado hasta la vesícula biliar para su almacenamiento hasta que sea necesario. Cuando la bilis que se solidifica, el resultado son los cálculos biliares. La solidificación se produce cuando las concentraciones de colesterol o bilirrubina en la bilis se vuelven demasiado altas, y precipitan fuera de la solución y forman cristales. Esta sobresaturación puede suceder si la vesícula biliar no se vacía con regularidad, entre otras causas. Los cálculos biliares de colesterol son de color amarillo y más comunes, mientras que los cálculos biliares oscuros están relacionados con la bilirrubina.

Investigación

Un estudio de 2010 en la revista "Metabolism: Clinical and Experimental" encontró que una combinación de ajo y cebolla con la que se alimentaron ratones redujo la incidencia de cálculos biliares de colesterol y ayudó a reducir los cálculos biliares existentes. El ajo y la cebolla parecieron funcionar al reducir la concentración de colesterol en la bilis. Un estudio de 2009 en el "British Journal of Nutrition" encontró resultados similares, mostrando que los ratones alimentados con el ajo y la cebolla producían menos colesterol biliar y más bilis. Este mecanismo ayudó a reducir la formación de cálculos biliares de colesterol.

Mecanismo del ajo

El ajo contiene un compuesto que contiene azufre llamado aliina, que se convierte en alicina cuando el ajo es aplastado. Este compuesto da al ajo su olor característico y puede ser clave para sus beneficios medicinales. Sin embargo, la alicina no se absorbe bien en el cuerpo. La fermentación de ajo envejecido transforma parte de la alicina en compuestos de azufre más biodisponibles. Juntos, estos compuestos que contienen azufre pueden ser los responsables de los efectos beneficiosos del ajo para la salud del corazón y el cáncer, informa la University of Maryland Medical Center. Sin embargo, en los estudios de cálculos biliares antes citados, el ajo crudo o con tratamiento térmico, no envejecido, fue utilizado.

Consideraciones

El ajo está disponible fresco, seco, liofilizado, como un aceite o como un extracto de ajo añejado. Las cantidades de los ingredientes activos en el ajo dependen de cómo se cultiva y como es posteriormente procesado ​​y preparado. El ajo se considera generalmente seguro, pero puede interactuar con medicamentos anticoagulantes y puede causar malestar estomacal y mal aliento. Antes de comer ajo para cualquier condición de salud, lo mejor es hablar con tu médico primero.

Más galerías de fotos



Escrito por pia grant | Traducido por juan ignacio ceviño