Los cálculos biliares y la diverticulitis

Si bien la litiasis biliar y la diverticulitis suelen comenzar con síntomas diferentes pueden, en raras ocasiones, causar un tipo similar de dolor, causándole al médico un dilema en el diagnóstico. En la mayoría de los casos, los signos y síntomas son lo suficientemente diferentes como para permitir el diagnóstico y el tratamiento sencillos y rápidos. La diverticulitis es una inflamación de las pequeñas bolsas de tu intestino grueso, también conocido como colon. Los cálculos biliares son formaciones de bilis endurecida, como guijarros, ubicados en la vesícula biliar, que está por debajo de la caja torácica derecha.

La litiasis biliar, llamada colecistitis aguda, puede aparecer por primera vez con un dolor súbito y severo centrado debajo de la caja torácica derecha, asociado con dolor de espalda, náusea, vómitos y fiebre. La enfermedad también puede ser una condición crónica y puede empeorar después de una comida grasa. Esta es la colecistitis crónica. Un cirujano podrá examinarlo y determinar que tu vesícula biliar es la fuente probable de tus síntomas. Si es así, un ingreso en el hospital puede ser necesario. Te pueden dar antibióticos y, en última instancia, la vesícula biliar se puede extraer mediante un procedimiento conocido como la colecistectomía laparoscópica. Una vez que la vesícula biliar enferma ha sido retirada y te has recuperado, no deberías experimentar mayores problemas.

La diverticulitis, una inflamación de las bolsas del colon, produce un dolor que recorre el espectro de leve a intenso y ocurre generalmente en el lado izquierdo de tu abdomen. Una diverticulitis perforada también puede presentarse con una rigidez en el abdomen. Un cirujano de colon y recto, antes conocido como proctólogo, o un cirujano general te evalúa y usualmente comienza el tratamiento con antibióticos. En raras ocasiones, la diverticulitis requiere hospitalización, especialmente si has experimentado una perforación que permite el libre flujo del contenido del colon a tu cavidad abdominal. La diverticulitis es usualmente una enfermedad de individuos adultos.

La educación y estar atento a tus síntomas es el curso más sabio y más fácil para evitar las complicaciones de cualquiera de estas enfermedades. Por lo general, el dolor asociado con estas condiciones te lleva a consultar con tu médico, quien puede derivarte a un especialista de colon y recto por diverticulitis o a un cirujano general por la litiasis biliar. Pide consejos desde un principio al médico y no tengas miedo de llamarlo cuando necesites ayuda. Edúcate acerca del curso de tu enfermedad.

Aviso legal

El Dr. Hoffman no respalda ningún producto mostrado en este sitio web.

Más galerías de fotos



Escrito por gary h. hoffman m.d.
Traducido por sofía bottinelli