Cómo calcular porciones de comida sin una balanza

El control en las porciones es clave para un manejo óptimo de la salud y el peso. Aunque cada persona tiene diferentes requerimientos nutricionales, todos pueden beneficiarse aprendiendo cómo medir el tamaño de las porciones sin usar una balanza. La cantidad de calorías no siempre está en los menús, y por lo general es difícil valorar cuánto estás comiendo. No tienes que andar cargando una balanza o tazas medidoras para tomar decisiones proporcionadas que te permitan consumir una dieta variada y balanceada sin comer de más.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Un mazo de cartas
  • Chequera
  • Palma
  • Puño
  • Mano
  • Pelota de béisbol
  • Punta del dedo pequeño de la mano
  • Ficha de póquer
  • Pulgar
  • Pelota de ping pong
  • Lápiz
  • Bombilla de luz

Instrucciones

  1. Calcula una porción de tres onzas de proteína, como carne, puerco, carne de res, pescado o pollo, midiéndola con un mazo de cartas o con la palma de tu mano. Mide 3 onzas de pescado a la parrilla u horneado con una chequera.

  2. Sirve una porción de carbohidratos consistente en una taza de arroz, pasta, cereal o avena comparándolas con tu puño cerrado. Usa toda tu mano abierta para medir una tortilla de tamaño regular. Usa un ratón de computadora para encontrar una porción adecuada de patata horneada.

  3. Mide una taza de vegetales sin almidón, como brócoli, zanahorias, pepino, coliflor, ensalada, tomates y coles de bruselas comparándolas con una pelota de béisbol o con un puño cerrado. Combina 2 tazas de estos vegetales con las comidas para consumir alimentos bajo en calorías y densos en nutrientes que te dejen satisfecho.

  4. Usa la punta de tu dedo índice para medir una porción de 1 una cucharadita de grasa, como aceite, mantequilla o aderezo, que puede agregarse a la porción de proteína de tu comida. Imagina el tamaño de una ficha de póquer para agregar una cucharada de mayonesa.

  5. Apila cuatro dados o usa tu pulgar para medir un refrigerio de queso de una onza. Compara el hummus o la mantequilla de maní con una pelota de ping pong para una porción de una onza que también puede ser consumida como refrigerio. Haz un cuenco con tu mano y llénala con nueces o pretzels para un refrigero de una a dos onzas. Calcula una porción de yogur de una taza de 8 onzas con la medida de una pelota de béisbol.

  6. Mide la fruta como manzanas comparándolas con una pelota de béisbol para consumir una pieza mediana. Examina el largo de un lápiz junto a un plátano para consumir un plátano de 8 pulgadas. Sirve media taza de moras comparándolas con una bombilla de luz.

Más galerías de fotos



Escrito por alexandra kaplan corwin | Traducido por laura moreno