Cómo calcular las necesidades calóricas de un bebé

Los requisitos calóricos varían en función de cada bebé, dependiendo de una diversidad de factores como el peso actual, composición corporal, peso al nacer, nivel de actividad, problemas médicos, edad y género. Los padres deben observar a sus bebés, protegerlos y detectar los signos de hambre, dado que los bebés utilizan estos signos para demostrarle a sus padres que tienen hambre o que están satisfechos, de acuerdo a la página de Internet de Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (Instituto Nacional de la Salud del Niño y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver). Los signos del hambre incluyen los llantos y los gritos, mientras que los signos de la saciedad incluyen dormirse mientras comen o soltar el pezón. A pesar de los complejos factores involucrados en la determinación de las verdaderas necesidades calóricas de un bebé, existe una ecuación sencilla que puedes utilizar para obtener una idea general acerca de cuánto debe consumir el bebé.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Calculadora
  • Lápiz y papel
  • Balanza

Instrucciones

  1. Pesa al bebé para determinar su peso en libras.

  2. Convierte el peso en libras a kilogramos. Cada kilogramo equivale a 2,2 libras, así que debes dividir el peso en libras por 2,2 para determinar su peso en kilogramos. Por ejemplo, si el bebé pesa 10 libras, su peso en kilogramos es 4,55.

  3. Multiplica el peso del bebé en kilogramos por 120 si ha nacido en término. Los bebés recién nacidos necesitan consumir, en promedio, 120 calorías por kilogramo de peso todos los días para convertirse en niños saludables. Por ejemplo, si pesa 4,55 kilogramos, multiplica 4,55 por 120. El resultado, 546, es la cantidad de calorías que este debe consumir por día.

Consejos y advertencias

  • Antes de pesar al bebé, recuerda equilibrar la balanza. Pésalo cuando no esté vistiendo ninguna ropa o cuando sólo tenga un pañal, a fin de obtener la medición más precisa posible.
  • Consulta con un médico o un nutricionista licenciado antes de cambiar la dieta del bebé, ya que las verdaderas necesidades calóricas pueden variar con base a diversos factores.

Más galerías de fotos



Escrito por dakota karratti | Traducido por florencia prieto