Calcio y coagulación sanguínea

Escrito por Laura Parr
El calcio cumple un rol esencial en la coagulación sanguínea.

Tu cuerpo utiliza calcio no sólo para mantener fuerte la dentadura y los huesos, sino también para permitir la contracción muscular, asistir en la transmisión de impulsos neurológicos y para mantener la estabilidad y permeabilidad de las membranas celulares. También tiene un rol importante en el proceso de coagulación de la sangre y, considerando que tu cuerpo es incapaz de generar calcio, es importante que tengas un consumo diario adecuado.

Proceso de coagulación

En algunos casos puede requerirse la prescripción de suplementos.

Cada vez que tu piel se rompe, las plaquetas pegajosas presentes en la sangre forman coágulos para detener el flujo de sangre. El calcio trabaja junto con la vitamina K y una proteína llamada fibrinógeno en el torrente de la coagulación. Sin los niveles adecuados de calcio y vitamina K, la sangre necesitará de más tiempo para coagular, y si ambos nutrientes faltasen, podrías morir desangrado. La mayoría de la gente consume suficiente calcio y vitamina K en su dieta, pero en algunos casos puede requerirse la prescripción de suplementos .

El torrente de la coagulación

La fibrina se endurece muy rápidamente para formar una costra sobre la herida.

Tan pronto como la sangre de una herida queda expuesta al aire, las plaquetas se desintegran y reaccionan con el fibrinógeno para crear fibrina: una masa de pequeños hilos. Esto desencadena una serie de reacciones que dependen de que haya niveles adecuados de calcio y vitamina K para que funcionen. La fibrina se endurece muy rápidamente para formar una costra sobre la herida.

Alimentos que contienen calcio

La espinaca y otros vegetales de color verde oscuro contienen altos niveles de calcio.

Los productos lácteos bajos en grasas como la leche, el yogur y el queso contienen mucho calcio, y también podrás encontrarlo en los frijoles secos, el tofu, la espinaca, el brócoli y los vegetales verdes oscuros. Algunos cereales, sustitutos vegetarianos de los productos lácteos y jugos pueden estar fortificados con calcio. Debes obtener un consumo diario adecuado de vitamina D para ayudar a la absorción de calcio por parte de tu cuerpo, así que asegúrate de que si consumes suplementos de calcio, contengan también vitamina D.

Consumo recomendado

Los adultos menores de 50 años necesitan alrededor de 1.000 mg de calcio cada día.

Los adultos menores de 50 años necesitan alrededor de 1.000 mg de calcio cada día, mientras que los adultos mayores necesitan alrededor de 1.200 mg al día. Los niños y adolescentes necesitan un consumo mayor de calcio, ya que crecen rápidamente. Los menores de 10 años deben recibir alrededor de 400 a 800 mg cada día y aquellos entre 11 a 24 necesitan alrededor de 1.200 a 1.500 mg al día.

¿Necesito calcio extra?

La mayor parte de las personas obtiene una cantidad suficiente de calcio de sus dietas.

La mayor parte de las personas obtienen una cantidad suficiente de calcio consumiendo una dieta saludable y variada, pero entre las que están en riesgo se ubican las mujeres menopáusicas, que enfrentan el riesgo de pérdida veloz de huesos, los vegetarianos y aquellas personas intolerantes a la lactosa, ya que quizás no estén obteniendo el calcio suficiente de sus dietas. Si sintieras que puedes estar en riesgo, ponte en contacto con un médico.

Satisfacer tus necesidades de calcio

Algunos cereales están fortificados con calcio.

Si te han dicho que necesitas aumentar tu consumo de calcio, intenta utilizar leche baja en grasas o libre de grasas para hacer puré de papas, budines y licuados. Agrega queso bajo en grasas o libre de grasas a tus comidas o prueba con tofu fortificado con calcio y vegetales fritos o carne. Incluye más alimentos fortificados con calcio tales como cereales y refrescos en tu dieta.