Calcio y arritmia

El uso excesivo de suplementos de calcio puede causar latidos anormales o arritmias. La gente suele tomar suplementos de calcio para prevenir la osteoporosis, para reducir los síntomas del síndrome premenstrual y para regular la presión arterial alta y el hipotiroidismo. Las fuentes dietéticas de calcio incluyen los productos lácteos, el tofu, los vegetales de hojas verdes y las nueces de Brasil [Brazil nuts]. Los suplementos de calcio pueden interactuar con los medicamentos recetados y de venta libre como los beta bloqueadores, los antiácidos, los diuréticos y los medicamentos para bajar el colesterol.

Calcio

El mineral más abundante en el cuerpo es el calcio. Desempeña muchas funciones, incluyendo la formación de huesos fuertes, mantener la función adecuada de los músculos y regular los latidos del corazón. Tu cuerpo necesita otros nutrientes como el magnesio, el fósforo y la vitamina D para absorber y utilizar el calcio. Muchos estadounidenses reciben menos de la mitad de la cantidad diaria recomendada de calcio, que es de 1.000 mg para los adultos entre los 19 y 50 años de edad, según los National Institutes of Health.

Arritmia

Si tienes arritmia, tu corazón late demasiado rápido (taquicardia), o demasiado lento (bradicardia). Esto se produce cuando los impulsos eléctricos de tu cuerpo que coordinan los latidos del corazón no funcionan correctamente. Las causas de la arritmia incluyen la presión arterial alta, una glándula tiroides hiperactiva, beber demasiada cafeína y el mal uso de suplementos dietéticos o tratamientos a base de hierbas. Algunas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar arritmias, incluyendo a las personas con diabetes, con apnea obstructiva del sueño y con un desequilibrio electrolítico; el calcio es un electrolito. Un latido cardíaco normal en reposo es de 60 a 100 latidos por minuto.

Magnesio

El magnesio es un mineral que obtienes de los alimentos. Desempeña funciones importantes en el cuerpo, incluyendo la regulación de los niveles del calcio, del potasio y de la vitamina D. Todos los órganos del cuerpo necesitan magnesio para funcionar correctamente, especialmente el corazón. Es posible que recibas una inyección de magnesio para reducir el riesgo de una arritmia cardíaca. El médico puede prescribir suplementos de magnesio si tienes insuficiencia cardíaca crónica. Puede querer hablar sobre tu consumo de calcio, porque el calcio y el magnesio trabajan juntos en proporciones precisas para regular los latidos del corazón. La cantidad diaria recomendada de magnesio para las personas mayores a 31 años es de 420 mg para los hombres y 320 mg para las mujeres.

Hipercalcemia

Un nivel por encima de lo normal de calcio en la sangre se llama hipercalcemia. Las causas de esta condición de salud incluyen una glándula paratiroidea hiperactiva, cáncer y el uso excesivo de suplementos de calcio o vitamina D. Los síntomas de la hipercalcemia incluyen: sed excesiva, pérdida del apetito y dolor abdominal; o pueden no tener síntomas en absoluto. Las complicaciones de la hipercalcemia incluyen a la arritmia, ya que el calcio afecta la regulación de los latidos del corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por victoria weinblatt | Traducido por francisco roca