Calambres en los pies al nadar

Nadar, una de las formas de ejercicio más seguras, puede mantener en forma a todos, desde niños pequeños a ancianos. El nadar proporciona fuerza cardiovascular y un entrenamiento para todo el cuerpo. Nadar favorece a tus articulaciones y puede ayudarte a controlar tu peso. Sin embargo, los calambres en los pies, un problema común de los nadadores, pueden producirse sin avisar.

Causas

La deshidratación, la mala condición física y la tensión de los músculos de los pies pueden causar calambres. Flexionar tus piernas y pies, al tiempo que ganas velocidad en el agua, puede causar calambres severos. Puedes sufrir calambres cuando empujas la pared de una piscina. Los calambres en los pies, dolorosos pero no peligrosos en tierra, pueden impedir tu capacidad de nadar correctamente. Una dieta inadecuada, con demasiado poco calcio o potasio, también pueden hacerte susceptible a los calambres en los pies.

Prevención

Puedes seguir algunos pasos para evitar los calambres en los pies. Los nadadores deberían estirar sus músculos antes de entrar en el agua. También deberías dejar que tu cuerpo se ajuste a la temperatura del agua antes de nadar. Los músculos se tensan en el agua fría, pero se relajarán a medida que tu cuerpo regula su temperatura para adaptarse al cambio climático. Debes mantenerte hidratado y consumir el suficiente calcio. Comer un plátano unos minutos antes de nadar también es una buena idea, ya que el potasio de la fruta puede prevenir los calambres en los pies.

Aliviar los calambres de los pies

En caso de que se produzcan calambres al nadar, trata de mantener la calma, ya que el pánico puede hacer que la situación empeore mucho. Adopta una pose de flotación, sal y masajea el pie. Otras sugerencias incluyen apuntar los dedos de los pies hacia tu barbilla y apretar la zona sobre tu labio superior para aliviar el calambre en el pie. Apretar o morder tu labio superior puede ayudar por dos razones: la región es un punto de acupresión para el dolor de piernas y pies. Crear dolor en tu labio también puede distraerte lo suficiente como para que los músculos se relajen y el calambre se alivie. También puedes probar rotar el tobillo en la pierna para aliviar tu calambre.

Consideraciones

Aunque probablemente no te des cuenta, transpiras cuando nadas y, por lo tanto, puedes deshidratarte fácilmente si no bebes el líquido suficiente antes de nadar. Puedes beneficiarte bebiendo una bebida que contenga electrolitos. Beber leche baja en grasas te ayudará a hidratarte y te proporcionará calcio extra. Cuanto más frecuentemente nades, es menos probable que sufras de calambres. Pero incluso los atletas experimentados experimentan calambres en los pies si se presionan demasiado sin el calentamiento y acondicionamiento adecuados.

Más galerías de fotos



Escrito por milo dakota | Traducido por maria eugenia gonzalez