Calambres en las piernas y los electrolitos

Los electrolitos son partículas cargadas que se encuentran en los fluidos corporales que se forman cuando las sales se disuelven en agua o fluidos. Los electrolitos transmiten los impulsos eléctricos necesarios para las funciones adecuadas de los nervios, los músculos y el corazón. Cualquier desequilibrio en uno o más de los principales electrolitos podría contribuir a calambres en las piernas y otras complicaciones.

Antecedentes

Los electrolitos primarios que se encuentran dentro del cuerpo son sodio, potasio, calcio y magnesio. Los electrolitos son ingeridos a través de alimentos y líquidos, son eliminados principalmente por los riñones. Según el "RN", es trabajo de los riñones controlar el equilibrio de electrolitos, por lo tanto, la insuficiencia renal es la causa más común de desequilibrio electrolítico. Además de la insuficiencia renal, una alteración de los electrolitos puede ocurrir por exceso de sudoración, vómitos, diarrea y pérdida de sangre o infecciones.

Sodio y potasio

El sodio es un electrolito importante encontrado fuera de las células en el líquido extracelular. Desempeña un papel importante en la regulación de fluido y la transmisión de impulsos nerviosos. El agua está ligada a la sal en el cuerpo, por lo que una ganancia o pérdida en los resultados de sodio se convierte en una ganancia o pérdida de agua. Con bajo contenido de sodio, llamada hiponatremia, un paciente estará deficiente de sodio y tendrá agua en exceso de las sales de sodio. Esto provoca inflamación de las células que conduce a calambres en las piernas y músculos del paciente. El potasio es otro electrolito importante que afecta la excitabilidad de las células nerviosas y musculares. El exceso de potasio causará aumento de la actividad de las células y la falta de potasio provoca disminución de esa actividad. En general, los niveles bajos de potasio generan debilidad muscular que podría estar asociado con los calambres musculares.

Calcio y magnesio

De acuerdo con "Fluids and Electrolytes DeMystified", tanto el calcio como el magnesio se almacenan en los huesos. El calcio también afecta a la excitabilidad de las células nerviosas y musculares. Tener un nivel bajo de calcio --hipocalcemia-- causará una mayor irritabilidad muscular. Esto da lugar a calambres musculares y los pacientes a menudo describen una sensación de hormigueo en las extremidades. Las funciones del magnesio se entremezclan con las del potasio y del calcio. Tener bajo el magnesio volverá a provocar irritabilidad muscular, causando espasmos musculares y reflejos hiperactivos.

Importancia

Los calambres musculares en las piernas pueden ocurrir con un cambio de cualquiera de los principales electrolitos. Muy a menudo se asocian con la disminución de los niveles de los electrolitos. Los calambres en las piernas pueden ser los primeros síntomas de trastornos electrolíticos.

Tratamiento

El tratamiento de calambres en las piernas se centra en reemplazar los electrolitos necesarios. En los casos leves de calambres en las piernas, el simple aumento de alimentos ricos en sodio, potasio, calcio o magnesio pueden solucionar el problema. Algunas bebidas deportivas contienen electrolitos esenciales y pueden ayudar en la eliminación de los síntomas. En casos más severos, pueden ser necesarios suplementos de electrolitos.

Más galerías de fotos



Escrito por robin gilbert | Traducido por mario francia