Calambres de pantorrilla y soccer

Tu tríceps sural es más comúnmente conocido como la pantorrilla. En realidad, se compone de dos músculos, el gastrocnemio y el sóleo. Estos músculos conectan a la parte posterior del pie con la parte posterior de la pierna. Son necesarios para los movimientos integrales para el fútbol, como correr y patear. Los músculos de la pantorrilla ocasionalmente pueden presentar contracciones súbitas e involuntarias llamadas calambres durante los partidos de fútbol.

Síntomas

Si experimentas calambres en las pantorrillas, los músculos se contraen de repente y generan espasmos. Esto provocará dolor agudo y, a veces incluso insoportable en los músculos. También puedes sentir o ver una sección dura de tejido muscular que sobresale de la pierna inferior. Mientras que tus músculos se aprietan, serás momentáneamente incapaz de mover la sección de tu cuerpo y no podrás relajar los músculos.

Causas

Los calambres de la pantorrilla por lo general ocurren cuando los músculos se usan demasiado, estás deshidratado o tenso. Los jugadores de fútbol a menudo abusan de sus músculos con la cantidad de carreras que hacen durante los partidos. Según SeriousRunning.com, el jugador medio del fútbol corre más de seis millas cada juego. Sobre todo si hace calor afuera y no está bebiendo una cantidad adecuada de agua, esto puede ser suficiente para afectar los músculos de las piernas y causar calambres.

Alivio

Cuando tus músculos comienzan a sufrir calambres, puedes tomar algunas medidas simples para aliviar los calambres y dolor. Hazte masajes en los músculos de la pantorrilla frotándolos profundamente con los dedos. Estira la pantorrilla doblando y estirando los dedos hacia ti. Además de masajes y estiramientos, la aplicación de compresas frías o calientes a tu músculo acalambrado ayudará. Una compresa tibia alivia el dolor muscular después del calambre, mientras que una compresa fría ayudará a relajar un músculo que se encuentra actualmente acalambrado.

Prevención

Puedes tomar algunas medidas preventivas para evitar los calambres de las piernas, incluso si estás exigiendo demasiado tus músculos en los partidos de fútbol. Bebe mucha agua antes, durante y después de los juegos, de modo que permanezcas hidratado. La deshidratación puede conducir a calambres, y mantener los músculos hidratados les ayudará a que contraigan y se relajen normalmente. Además de agua, consume suficientes electrolitos, tales como sal y potasio a través de las bebidas para deportistas, vitaminas o su dieta. Por último, la Clínica Mayo recomienda estirar las pantorrillas antes y después de los partidos para mantener tus músculos laxos.

Advertencia

Algunas condiciones de salud causan calambres musculares, tales como la anemia y la diabetes, así como trastornos de los nervios y de los riñones. Si experimentas calambres de la pantorrilla a menudo, incluso cuando estás hidratado y no realizando ejercicio vigoroso, consulta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por ann bartkowski | Traducido por mariela rebelo