Calambres estomacales luego de consumir brócoli

Los calambres estomacales a menudo son causados por comer en exceso, pero ciertos alimentos pueden tener el mismo efecto. Los alimentos difíciles de digerir, como el brócoli, a menudo son responsables de esto, ya que aumentan la cantidad de gas en los intestinos. En algunos casos raros, los calambres son causados por alergias alimentarias, pero normalmente experimentas el dolor junto con otros síntomas alérgicos como picazón. La mayoría de las veces los calambres desaparecen solos, pero consulta a tu médico si el dolor persiste por un período extendido o si sospechas de una reacción alérgica.

Calambres por gases

Normalmente, el gas se acumula en los intestinos, y este se produce al digerir los alimentos en el intestino grueso. El dolor o los calambres ocurren debido a la presión que ejerce el gas sobre las paredes intestinales, que a menudo se alivia al emitir eructos o gases. También es común una sensación de hinchazón en la región abdominal. Aunque muchas personas describen el síntoma como un calambre estomacal, el dolor normalmente se experimenta en el intestino grueso y en realidad no es un calambre muscular.

Problemas con el brócoli

El brócoli es uno de los varios alimentos que contienen rafinosa, que es un azúcar complejo. Los seres humanos no tienen en el intestino delgado la enzima adecuada, conocida como alfa galactosidasa, para digerir este azúcar, por lo que se envía al intestino grueso, donde la digieren las bacterias. Este proceso crea mucho gas, que potencialmente podría producir dolores. Otros alimentos que contienen rafinosa son los frijoles (beans), los repollitos de Bruselas, los espárragos y los cereales integrales, todos los cuales producen gases intestinales. Algunos otros vegetales también pueden contener rafinosa y aún cuando los seres humanos no tienen la enzima adecuada para degradarlo, no todos experimentan los mismos síntomas al consumirla.

Otras causas

El brócoli crudo que no ha sido lavado, cocinado o guardado correctamente podría estar contaminado con bacterias dañinas, como la salmonella. Esto podría causar una infección alimentaria, la cual produce dolores abdominales, hinchazón, gases, fiebre, diarrea o vómitos. Un caso leve podría producir sólo calambres intensos. Pero comúnmente, los calambres son un síntoma de otro problema, como una alergia alimentaria o un trastorno digestivo subyacente. Sin embargo, las alergias alimentarias a menudo dan otros síntomas como hormigueo en la boca o labios, picazón, estornudos, urticaria o náuseas. También pueden aparecer síntomas más graves como edema de glotis, dolor en el pecho y desmayo. Ciertos trastornos digestivos, como el síndrome de colon irritable, pueden presentarse con calambres abdominales como síntoma.

Soluciones posibles

Puedes contrarrestar los calambres abdominales causados únicamente por la dificultad de digerir el brócoli evitando consumirlo, así como también a otros alimentos con rafinosa, o puedes tomar un suplemento de alfa galactosidasa antes de comerlos. Si sospechas que eres alérgico al brócoli, consulta a tu médico para que te realice las pruebas; puedes hallar que eres alérgico a otros alimentos. Si los calambres son intensos o duran varias horas, podría tratarse de una infección o una alergia alimentaria. En este caso, busca atención médica inmediatamente. Si sufres calambres abdominales junto con otros síntomas, como náuseas, diarrea o estreñimiento, y esto ocurre en otros momentos del día o la noche, podrías tener una enfermedad subyacente. Habla con tu médico sobre tus síntomas.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por paula santa cruz