Calambres estomacales y el jugo de fruta

Millones de estadounidenses disfrutan comer fruta diariamente; sin embargo, para algunos, comer ciertas frutas o tomar jugo de las mismas puede causar calambres estomacales y otros síntomas desagradables. Los calambres estomacales pueden ser síntomas de una condición médica crónica que necesita ser evaluada por un médico. Los calambres estomacales no forman parte de una reacción natural a beber jugo de fruta, sino más bien pueden relacionarse a una reacción alérgica, intolerancia a la fructosa u otras enfermedades gastrointestinales. Documenta qué tipo de jugo tomas y cómo afecta tu cuerpo. Comparte tus descubrimientos con tu doctor para que te ayude a diagnosticar tu condición.

Alergia alimentaria

Ciertas frutas son más propicias a causar una reacción alérgica que otras. De acuerdo a la University of Maryland Medical Center, las frutas que más comúnmente desencadenan una reacción alérgica incluyen las frutas tropicales, melón, piña, fresa y tomate. Una reacción alérgica no solamente causará calambres estomacales, sino afectará otras áreas de tu cuerpo también. Puedes desarrollar dificultad respiratoria, tos, diarrea, erupciones en la piel, comezón, congestión nasal y edema facial. Si eres alérgico a alguna fruta, estás en riesgo de desarrollar anafilaxis al comerla o tomar jugo de ella.

Calambres por alergias

Si los calambres son causados por una reacción alérgica, significa que tu sistema inmune ha reaccionado de forma exagerada, ocasionando inflamación en tu estómago e intestinos. El cuerpo produce anticuerpos inmunoglobulina E (IgE), los cuales activan a los mastocitos para que secreten histamina. La histamina liberada en el tejido blando del tracto digestivo hace que los tejidos se hinchen, lo que lleva a que haya un exceso de presión y calambres.

Intolerancia a la fructosa

La intolerancia a la fructosa es la incapacidad de digerir ciertos azúcares como la fructosa y sacarosa. La fructosa se encuentra primeramente en las frutas, y puede causar calambres estomacales, dolor, náusea y diarrea. La intolerancia a la fructosa es una condición hereditaria que puede desencadenar complicaciones crónicas en tu salud, como daño hepático y muerte en casos no tratados. Si eres diagnosticado con intolerancia a la fructosa necesitas eliminar todas las frutas y jugos de fruta de tu dieta. Tomar jugo de fruta con esta condición puede causar daños a largo plazo.

Condiciones gastrointestinales

Ciertas condiciones gastrointestinales pueden llevarte a desarrollar calambres estomacales por tomar jugo de fruta. El ácido contenido en muchos jugos de fruta puede dañar el epitelio de tu estómago si presentas úlceras pépticas, las cuales son heridas abiertas en tu estómago o intestinos. Algunas personas con síndrome de intestino irritable desarrollan síntomas digestivos después de comer o tomar el jugo de ciertas frutas.

Más galerías de fotos



Escrito por diane marks | Traducido por karly silva