Calambres en la espinilla y dolor en la rodilla por hacer Yoga

Muchas personas recurren al yoga para reducir el dolor y las lesiones de otros deportes; las poses y estiramientos de bajo impacto proporcionan un contrapeso al alto impacto y empiezan y paran los movimientos de atletismo. Eso no significa que el yoga no tenga riesgos, sin embargo, ciertas actitudes pueden lastimar tus rodillas y espinillas o agravar condiciones existentes. La práctica del yoga enfatiza escuchar a tu cuerpo - mantenerte saludable es más importante que forzar una pose que te causará dolor.

Calambres en la espinilla

Tus espinillas son uno de los huesos que soportan mayor peso, pero experimentan estrés cuando hay demasiada fuerza puesta sobre ellas. Los dolores en las espinillas son causados generalmente por correr cuesta abajo o sobre una superficie inclinada o por deportes con frecuentes arranques y paradas, como el baloncesto o el béisbol. Sin embargo, cualquier pose de yoga que implique doblar las rodillas o cambiar el peso de un pie puede causar o agravar el dolor de la espinilla si extiendes tus rodillas demasiado sobre los dedos de los pies. Practicar en una superficie desigual - como al aire libre en una colina - también podría poner tensión en las espinillas.

Dolor de rodilla

Muchas poses de yoga ponen mucha tensión en las rodillas, sobre todo las poses como Lotus y Hero. Si tienes los tendones de la rodilla débiles o una condición pre-existente, como la artritis o el síndrome de estrés rótulo-femoral, hacer estas posturas puede causar más daño que bienestar. Si experimentas dolor en la rodilla durante una pose de yoga, pídele a tu instructor que haga una modificación o simplemente deja de hacer la pose y permite que tus rodillas regresen a una posición más natural.

Solución

Tanto para los calambres en las piernas como para el dolor de la rodilla, el descanso y los medicamentos para el dolor son los tratamientos eficaces. Tómate unos días de descanso del yoga y cualquier otro deporte o actividades físicas que practiques y coloca hielo en las zonas afectadas si es necesario para reducir la hinchazón. Consulta a un médico para determinar las causas subyacentes de tu dolor, especialmente en el caso de dolor en la rodilla, que puede venir de muchas fuentes.

Prevención

Cuando regreses a tu práctica de yoga, no te excedas; una pose nunca debe causar dolor agudo o hacerte sentir demasiado incómodo. Haz extensiones para calentar antes de comenzar una clase y dile a tu instructor que has tenido dolor o una lesión; él te recomendará poses para evitarlo o las modificará. Los ejercicios de fuerza para la parte inferior de la pierna pueden reducir los calambres en las espinillas; trata de permanecer en puntillas y de hacer prensas de pierna. Para el dolor de rodilla, las flexiones de codos menos profundas pueden reducir la presión sobre las articulaciones de la rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah barnes | Traducido por katherine bastidas