Calabazas y vitamina K

El calabacín (squash) no es una buena fuente de vitamina K para los adolescentes y los adultos, ya que la mayoría de los tipos de calabacines contienen sólo cantidades mínimas de vitamina K. En lugar de eso, la vitamina K puede hallarse en grandes cantidades en los vegetales de hojas verdes y los vegetales crucíferos. Los infantes, por otro lado, pueden obtener una cantidad significante de sus necesidades de vitamina K diarias del calabacín.

Vitaina K y color

Un buen signo del contenido de vitamina K en un vegetal es el color de la pulpa. Los vegetales con interiores de color verde a menudo contienen las concentraciones más altas de vitamina K por porción. La mayoría de los calabacines tienen pulpa amarilla, blanca o naranja. Aunque no es una buena fuente de vitamina K, el calabacín es rico en betacaroteno.

Ingesta recomendada

La ingesta recomendada para adultos de más de 19 años es de 90 microgramos por día. Para los adolescentes, la recomendación es de 75 microgramos por día. Para los niños pequeños de entre 1 y 13 años, la ingesta recomendada es de entre 3 y 60 microgramos por día y la ingesta recomendada para infantes es de 2 a 2,5 microgramos. Una porción de 3,5 onzas de calabacín de invierno tiene cerca de 1,1 microgramos de vitamina K; la misma porción de calabacín de verano tiene cerca de 3 microgramos.

Fuentes de vitamina K

La vitamina K está presente en altas cantidades en vegetales de hojas verdes y en coles, repollo (cabbage), coliflor (cauliflower) , brócoli, pescado, carne y huevos. La vitamina K también es producida por tu cuerpo. La bacteria en tu tracto intestinal produce naturalmente pequeñas cantidades de vitamina K, pero no la cantidad suficiente para la salud corporal.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany lalonde | Traducido por nuria banus