Cajas de snowboard para principiantes

Cuando estás aprendiendo a montar en cajas y barandas, querrás hacer algunos ajustes a tu tabla y aprender lo fundamental para ayudarte a avanzar más rápido y evitar lesiones. Primero, necesitarás ajustar tu tabla para que sea ideal para estos movimientos y otros obstáculos del parque, luego puedes ir al parque y comenzar a practicar.

Lima los bordes

Montar en cajas y otros obstáculos en el parque es más fácil en una tabla más pequeña. Estos obstáculos también pueden romper la base y los bordes de la tabla, así que piensa en utilizar una tabla vieja si todavía tienes una por tu casa. Los bordes de la tabla nueva son demasiado filosos y si los dejas así, corres el riesgo de tocar un borde con la baranda y lesionarte seriamente. Lima los bordes con una amoladora a 45 grados. No limes todo el borde, ya que nunca podrás volver a afilarlo para otro tipo de prácticas.

Posición

Asegúrate de que tu posición esté centrada en la tabla con la nariz y la cola a la misma distancia. Si estás usando una tabla hecha para paseos libres, las inserciones estarán colocadas hacia la parte trasera de la tabla levemente. En este caso, monta las fijaciones lo más centradas posible. Aumenta la distancia entre tus fijaciones un poco más allá del ancho de tus hombros para que tus rodillas tengan una flexión natural y tu cuerpo esté en posición atlética. Ahora estás listo para ir al parque y practicar.

Acercándote a la caja

Como principiante, pégate a las cajas que están construidas en el suelo o que tengan una rampa que lleve directamente a ellas. Evita las cajas en las que necesitas saltar al principio. Observa a algunos deportistas y cómo llegan a la caja para evaluar la cantidad de velocidad necesaria. Acerca la rampa a la caja en línea recta. Mantén la tabla plana en el suelo y no hagas giros. Frenar al llegar a la rampa disminuirá tu velocidad y causará que te caigas sobre la caja.

Montando la caja

Enfócate en mantener la tabla completamente plana con el peso centrado mientras montas la pendiente y vas directamente sobre la caja. Mentén la tabla recta y las rodillas flexionadas y no apliques ninguna presión en los pies ni los talones. Continúa en línea recta hasta que la cola de la tabla salga de la caja. Cae en el suelo con las rodillas flexionadas, gira lejos de la caja y deténte. Vuelve a subir y practica en esta caja de principiante hasta que te sientas con la confianza suficiente para seguir con algo más avanzado.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por sebastian castro