¿Se puede hacer una caída de hoja en un Snowboard direccional?

El ejercicio de caída de hoja es uno de los primeros ejercicios que los instructores le enseñan a los snowboarders principiantes. Este ejercicio consiste en ir y venir por la colina con su tabla en ambas direcciones. Si compraste una tabla de snowboard direccional, puedes tener la impresión de que sólo serás capaz de andar esa primera tabla en una sola dirección, pero hay muchos tipos de tablas direccionales, y es probable que la tuya funcione bien para los ejercicios de principiantes como este.

Snowboards direccionales

Las tablas direccionales están hechas para ser montadas en una sola dirección por la colina, con la nariz en la parte delantera y la cola en la parte trasera. Mientras que tu tabla direccional no está hecha para la competición alpina, tendrás una cola redondeada que te permite montar con la cola al frente y la nariz en la espalda cuando sea necesario. A pesar de que la tabla no esté diseñada para ser montada hacia atrás tan fácilmente como lo hace una tabla de doble punta con la nariz y la cola idénticas, sin duda será suficiente para el aprendizaje de la hoja caída.

Ejercicio de la hoja cayendo con el lado del talón

Encabeza la colina pequeña para practicar el ejercicio. Comienza parándote con la parte delantera de tu cuerpo apuntando hacia abajo, apoyándote en el borde de tu talón. Poco a poco alivia la presión de tu canto de los talones al deslizarse cuesta abajo. Coloca más peso sobre el pie izquierdo para deslizarte a la izquierda a unos 20 o 30 pies (6 a 9 m). Cambia tu peso de posición devuelta al centro para reducir la velocidad, luego inclínate hacia atrás sobre los talones para detenerte y tomar un descanso. Suelta el peso de los talones y aplica presión en el pie derecho para deslizarte a la derecha otros 20 o 30 pies (6 a 9 m). Continúa cambiando el peso mientras te deslizas hacia atrás y adelante hasta llegar a la parte inferior de la colina.

Ejercicio de hoja caída con el dedo de lado

Después de dominar el ejercicio de hoja caída con el borde del talón, es necesario perfeccionarla también con el borde del dedo del pie. Ponte de pie en la parte superior de la misma colina, pero con la espalda hacia abajo. Ejerce presión sobre el borde del dedo del pie de tu tablero para quedarte en un solo lugar en la parte superior de la colina. Libera lentamente la presión de tu canto de las puntas del pie y empieza a deslizarte cuesta abajo. Aplica presión sobre el pie derecho para deslizarte hacia la derecha a unos 20 a 30 pies (6 a 9 m) de distancia. Detente y relájate con tu peso sobre el borde del dedo del pie, y luego libera la presión de los dedos de los pies y aplícalos a tu pie izquierdo para deslizarte nuevamente, en este caso a unos 20 o 30 pies (6 a 9 m) hacia la izquierda. Continúa de ida y vuelta a la parte inferior.

Caída de hoja en una tabla direccional

Tu tabla direccional no debería afectar tu capacidad para realizar el ejercicio de caída de la hoja. Dado que estas es un ejercicio para principiante, el propósito es enseñarte el control de los bordes, control de velocidad y la forma de aplicar presión en los pies para cambiar de dirección. A pesar de que tengas una tabla direccional, y es posible que te sientas incómodo deslizándote con la cola de tu tabla al frente, todavía serás capaz de obtener todos los beneficios del ejercicio de caída de hoja y mejorar tu modo de andar.

Más galerías de fotos



Escrito por courtney mccaffrey | Traducido por franco castro