La cafeína y los quistes mamarios

Muchas mujeres desarrollan quistes mamarios benignos y no cancerígenos. Existen muchos factores que contribuyen a este problema, como la edad, las hormonas y ciertos factores dietarios, como el consumo de cafeína. Las mujeres deben reconocer los síntomas de los quistes mamarios benignos y cómo diferenciarlos de las protuberancias que necesitan ser minuciosamente evaluadas por un médico.

Identificación

Según una importante clínica estadounidense, aunque la cafeína no incide directamente en la formación de quistes mamarios, en grandes cantidades altera los niveles hormonales, lo que puede causar quistes y dolor en las mamas. Aunque los quistes fibroides relacionados con el uso de cafeína no son cancerígenos, pueden resultar muy molestos y causar preocupación en las mujeres que los desarrollan.

Importancia

Aproximadamente el 30% de las mujeres estadounidenses padecen mastitis quística crónica, así lo informa Healthy.net. Esta afección benigna se caracteriza por protuberancias redondas con bordes bien definidos que se mueven libremente por las mamas. Estas protuberancias suelen ser sensibles al tacto. Los síntomas suelen agravarse justo antes de la menstruación y se alivian una vez que comienza el período menstrual. Esta afección es más frecuente en mujeres que transitan su tercera o cuarta década de edad.

Consideraciones

Además de reducir la ingesta de cafeína proveniente del café, el té, las bebidas sin alcohol y el chocolate, otras medidas que se pueden tomar para reducir o prevenir los quistes mamarios son seguir una dieta rica en fibras y aumentar el consumo de mariscos. Ciertas vitaminas y minerales también pueden ser útiles, como la vitamina A, la vitamina E y el yodo.

Prevención y solución

Los estudios sobre la relación entre los quistes mamarios benignos y la cafeína han arrojado diferentes resultados. No obstante, Medline Plus recomienda evitar el consumo excesivo de cafeína y reducir la ingesta de grasas para evitar cambios fibroquísticos en el interior de las mamas.

Advertencia

Cuando tengas dudas sobre un quiste mamario, lo mejor es consultar al médico. Aunque entre el 80 y el 85% de las protuberancias mamarias en las mujeres, en particular en aquellas menores de 40, suelen ser benignas, lo mejor es tener precaución. La mayoría de las mujeres debe someterse a mamografías regulares después de los 40. Por lo general, las mamografías se recomiendan cada uno o dos años. Quienes tienen antecedentes familiares de cáncer de mama o están preocupadas por la situación deben consultar a su médico para recomendaciones específicas. Además, las mujeres deben realizarse un autoexamen mensual para evaluar posibles cambios en sus mamas. Ciertos síntomas siempre deben indicar una consulta inmediata al médico, como el descenso de peso sin explicación, las protuberancias en las axilas, las secreciones de los pezones y la inflamación de los brazos. Los cambios en los pezones y las protuberancias indoloras con bordes irregulares también deben ser evaluados por un médico.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por valeria d'ambrosio