La cafeína en las dos primeras semanas de embarazo

La cafeína es una molécula estimulante que se encuentra en el café, el té, y en muchos refrescos. Aunque es popular como estimulante y aumenta la atención y el estado de alerta, también puede tener un efecto negativo en tu capacidad de quedar embarazada o en el desarrollo de un bebé sano. Considera la posibilidad de evitar la cafeína durante el embarazo, especialmente durante las primeras semanas.

Cronología del embarazo

Uno de los aspectos extraños del embarazo es que médicamente data del primer día de tu último período menstrual, explican Heidi Murkoff y Sharon Mazel en su libro "What To Expect When You're Expecting". Esto significa que las dos primeras semanas del embarazo, desde el punto de vista médico, se refieren a un período de tiempo durante el cual no estás realmente embarazada, el tiempo transcurrido entre el último período y cuándo vas a ovular. Sin embargo, en el lenguaje popular, las dos primeras semanas de embarazo se refieren al período muy temprano después de la concepción y que incluye la implantación y el desarrollo embrionario temprano. En cualquier caso, ambos son períodos muy sensibles en lo que respecta a la concepción y al desarrollo.

Cafeína

La cafeína se clasifica como simpaticomimética, lo que significa que estimula la parte de "pelea o huida" del sistema nervioso. El consumo de cafeína tiene efectos en la función cerebral, por eso es que aumenta tu sensación de alerta, pero también aumenta el ritmo cardíaco y se producen cambios en el flujo sanguíneo. Además, la cafeína tiene la capacidad de atravesar la placenta y, antes del desarrollo de la misma, de pasar de la madre al embrión en desarrollo, señalan los doctores Michael Roizen y Mehmet Oz en su libro "You: Having A Baby".

Antes de la concepción

Las dos primeras semanas de embarazo, tal como se define médicamente, se produce antes de concebir. La cafeína durante este periodo es poco aconsejable, ya que puede reducir el riesgo de concepción, señala un estudio de 1993 publicado en la revista científica "The American Journal of Epidemiology". Las mujeres que consumían más de 300 mg de cafeína al día tenían una tasa de concepción 27 por ciento más baja que las que no la consumían, señala el estudio. Incluso quienes usaban niveles bajos a moderados de cafeína tenían un riesgo 10 por ciento menor de concebir en relación con los no usuarios. Por lo tanto, deberías evitar la cafeína si tratas de concebir.

Después de la concepción

Definida popularmente como las dos primeras semanas de embarazo después de haber concebido, pero por lo general antes de saber que estás embarazada. Durante este tiempo, el óvulo en desarrollo se divide varias veces, viaja hasta el útero, y se implanta. Este es uno de los períodos más sensibles del embarazo, ya que hay riesgo de que el embrión en desarrollo no se implante, lo que provoca un aborto involuntario temprano. Los doctores Roizen y Oz señalan que quienes consumen cafeína suelen experimentar mayores tasas de aborto involuntario temprano que los que no la consumen, así que quienes más consumen se encuentran en mayor riesgo.

Más galerías de fotos



Escrito por kirstin hendrickson | Traducido por rafael ernesto díaz