Cafeína y estreñimiento

La cafeína influye en el sistema digestivo de muchas maneras. Sirve como un diurético, que acelera el proceso de la digestión y estimula el colon. El efecto de estos mecanismos varía en función de otros factores físicos, dependiendo de su situación, la cafeína puede provocar, aliviar, empeorar o prevenir el estreñimiento. Si entiendes cómo funciona el proceso, puedes evitar los efectos desagradables de la cafeína e incluso utilizar sus poderes gastrointestinales a tu favor.

Efectos diuréticos de la cafeína

Como diurético, la cafeína afecta a los riñones y al colon. En primer lugar, hace que el líquido que se ingiere pase a través de tu cuerpo más rápidamente de lo que debería. Los riñones funcionan eliminando el exceso de líquido de la sangre, procesándola y luego excretando a la orina. Cuando la cafeína entra en este sistema, te hace orinar más de lo habitual, lo que significa que menos agua alcanza el colon. El colon, de 5 pies de largo, al final de tu tracto gastrointestinal, mueve los desechos sólidos de tu cuerpo desde el intestino delgado al recto. El procesamiento de este tipo de residuos implica absorber parte del exceso de líquido, de lo contrario, las heces siempre tienden a la diarrea. La cafeína, sin embargo, puede hacer que el colon absorba demasiado líquido, demasiado rápido.

Deshidratación y estreñimiento

Los efectos deshidratantes de un diurético, como la cafeína, pueden causar estreñimiento en los dos sentidos. En primer lugar, tus riñones eliminan el exceso de agua de tu sistema, a través de la micción frecuente, y el colon no puede recibir suficiente líquido como para procesar las heces correctamente. En segundo lugar, la absorción hiperactiva del colon de los líquidos también quita la humedad necesaria para hacer tus deposiciones blandas, suaves y fáciles de pasar. Las heces secas y endurecidas que resultan de la deshidratación, causan el estreñimiento. Debido a su rigidez, tu colon lucha para moverlos y excretar del cuerpo. De esta manera, la cafeína, o bien puede causar estreñimiento, o empeorar las condiciones existentes.

Movimiento del colon y estreñimiento

En algunas situaciones, la cafeína en realidad puede aliviar o prevenir el estreñimiento. Además de actuar como un diurético, la cafeína también desencadena la contracción del colon. A través de contracciones repetidas, tu colon mueve regularmente los residuos a través de sus 5 pies. Dado que las heces endurecidas no se mueven con facilidad, el estreñimiento puede retrasar este proceso. Al causar contracciones del colon, la cafeína puede ayudar a estimular y reactivarlo. Además, debido a que la cafeína acelera el movimiento de fluidos a través de tu sistema digestivo, puede enviar más rápidamente el agua directamente a tu colon demasiado seco. Si recibes tu consumo de cafeína a través del café, puedes experimentar un beneficio adicional, la temperatura cálida del café también puede ayudar a ablandar las heces endurecidas.

Aplicación práctica

Si evitas consumir cafeína, por supuesto, la cafeína no tiene oportunidad de causar estreñimiento. Si consumes cafeína, sin embargo, todavía se pueden compensar sus efectos diuréticos y por lo tanto prevenir la deshidratación que conduce al estreñimiento. Al beber mucho líquido sin cafeína, preferiblemente agua, se puede asegurar que tu colon siempre tenga suficiente líquido para mantener tus heces húmedas y para procesar tus desechos sólidos con eficacia. Si permaneces hidratado adecuadamente, entonces la cafeína sólo servirá como ayuda y estímulo para tu digestión, sin causar estreñimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por lily medina | Traducido por susana lópez millot