Cafeína y autismo

El autismo es un término usado para describir un grupo de problemas del desarrollo. Autism Speaks reporta que alrededor de 1 de cada 110 niños es diagnosticado con algún trastorno en el espectro autista, un número que podría estar aumentando hasta en un 17% anual. Mientras que la condición no tiene causa conocida, algunas autoridades en investigación sobre autismo creen que la dieta juega un papel en el tratamiento, de acuerdo con Interactive Autism Network. Eliminar la cafeína, como parte de una dieta restringida, puede mejorar el funcionamiento.

Sobre la cafeína

La cafeína es una droga estimulante psicoactiva que reduce la fatiga y aumenta el estado de alerta. De acuerdo con PsychCentral, el químico puede mejorar la memoria y la concentración, pero puede empeorar la ansiedad e interferir con el sueño. Los miedos anormales y el incremento de la ansiedad son comunes en pacientes autistas y son posiblemente resultado del mal funcionamiento de la amígdala, de acuerdo con un estudio publicado en 2002 como parte del reporte de Novartis Foundation Symposium sobre posibilidades de tratamiento del autismo. La amígdala es una parte del cerebro que juega un papel clave en las emociones.

Estimulantes

Muchos niños con autismo no responden bien a los estimulantes. Estas drogas tienden a ocasionar comportamientos disruptivos y tics. La National Autistic Society reporta que un número creciente de niños con autismo son diagnosticados con TDAH, o trastorno por déficit de atención e hiperactividad, también. Ciertos componentes de una dieta ordinaria, como la cafeína, han estado implicados como sobreestimulantes para algunos niños con estos síndromes concurrentes. La NAS sugiere cambiar a té, café y refrescos de cola descafeinados y sustituir carob por cocoa.

Asperger y TDAH

Hay una superposición significativa entre los síntomas del Síndrome de Asperger y el TDAH, de acuerdo con el Dr. Daniel Rosenn, miembro de la Asperger's Association of New England. En un artículo de 2011 sobre estas condiciones, Rosenn escribe que la superposición ocasiona que del 60 al 70% de niños con síndrome de Asperger muestren características compatibles con el TDAH. PsychCentral reporta que la cafeína ha sido analizada como un tratamiento potencial para el TDAH, pero ha resultado ser menos efectiva comparada con otros estimulantes. La evidencia anecdótica reportada por Jane Collingwood indica que los pacientes con TDAH ya se están automedicando con cafeína, al encontrar que tiene un efecto calmante.

Investigación

A la fecha, hay poca investigación para indicar que la cafeína tiene un papel significativo en el tratamiento del autismo. A lo mucho, reducir la ingesta de cafeína puede disminuir la ansiedad y la hiperactividad. Para saber si la cafeína tiene algún impacto en un paciente con autismo, los expertos sugieren una dieta de eliminación, la cual sistemáticamente elimina los alimentos que pueden desencadenar comportamientos no deseados para después reintroducir gradualmente cada alimento uno por vez para ver si el paciente tiene una reacción. "Varias líneas de investigación han mostrado que la química y función tanto del cerebro en desarrollo como del cerebro maduro están influenciados por la dieta", escribe J.D. Fernstrom de University of Pittsburgh School of Medicine en la edición de junio de 2000 del “American Journal of Clinical Nutrition”.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon marks | Traducido por lou merino