¿El café dilata los vasos sanguíneos?

Dependes de tu café matutino para ayudarte a estar más alerta y despierto. La cafeína, el ingrediente activo en tu café, tiene varios efectos en tu cuerpo. Los efectos pueden ser poco placenteros cuando la cafeína es metabolizada en tu sistema. Un ejemplo de cómo la cafeína afecta tu cuerpo es reflejado en tus vasos sanguíneos. Entender los cambios que ocurren en ellos puede ayudarte a determinar cuánta cafeína puedes consumir de forma segura.

Adenosina

La adenosina es un neurotransmisor de tu cerebro que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y disminuir la actividad nerviosa, lo que puede causar sensación de sueño. Uno de los mecanismos de acción de la cafeína es unirse a los receptores de adenosina en tu cerebro. Estos significa que en lugar de dilatar los vasos sanguíneos, como tu cuerpo normalmente haría, tus vasos se contraen.

Epinefrina y norepinefrina

La presencia de cafeína en tus receptores de adenosina dispara reacciones en cadena en tu cuerpo que también afectan los vasos sanguíneos. Ya que la adenosina no está presente para disminuir la actividad neuronal, tus células nerviosas trabajan más rápido. Esto promueve la liberación de norepinefrina, una de las dos hormonas en tu cuerpo responsables de la respuesta de "lucha y huída". La otra hormona, la epinefrina, también es liberada. La meta de la respuesta de "lucha y huída" es reducir el flujo sanguíneo a los órganos menos vitales, incluyendo los del sistema digestivo e incrementarlo al corazón y cerebro. Esto te mantiene despierto y alerta.

Consideraciones

La norepinefrina y la epinefrina pueden dilatar selectivamente tus vasos sanguíneos según lo que tu cuero necesite en una situación de emergencia. Por esta razón, la cafeína generalmente es considerada como un vasodilatador. La cafeína presente en el café aumenta el tamaño de los vasos sanguíneos en los pulmones y el cerebro, lo que puede ayudarte a respirar con facilidad y reducir el dolor de cabeza, respectivamente. Este incremento adicional en las hormonas de estrés, incluyendo la adrenalina, también puede incrementar temporalmente tu presión arterial debido a los cambios en los vasos sanguíneos.

Abstinencia

Uno de los problemas con el consumo de cafeína en el café es la sensación de abstinencia. Cuando tu cuerpo ya no tiene cafeína, los efectos que experimentarás serán los opuestos a los que la cafeína provocaba. Por ejemplo, los vasos sanguíneos de tu cerebro y pulmones regresarán a su tamaño original y los de tu estómago se dilatarán. Esto puede hacerte sentir fatigado, darte un dolor de cabeza o sentir irritación estomacal. La cafeína afecta a la gente de forma distinta. Algunas personas pueden consumir una cantidad moderada, alrededor de dos tazas de 12 onzas de café, sin experimentar ningún efecto adverso, según el sitio web de la Clínica Mayo. Sin embargo, puedes ser particularmente susceptible a los efectos de la cafeína y experimentar efectos adversos muy fuertes cuando consumes incluso menos que una cantidad moderada.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por karly silva