Por qué el café causa irritabilidad y ansiedad

Muchas personas usan el café para permanecer despiertas, para otras es un agradable descanso o una manera de hacer una conexión social; sin embargo, a veces se produce ansiedad e irritabilidad en relación con el consumo de café. Las personas que no lo beben regularmente son más propensas a estos efectos secundarios, según un informe del estudio realizado en agosto de 2010 publicado en Neuropsychopharmacology. Un número de estudios han examinado esta relación y resulta que el café contiene muchos productos químicos, pero la cafeína es la responsable de causar ansiedad e irritabilidad.

Cafeína e irritabilidad

La irritabilidad es la desagradable sensación de molestia a la más leve estimulación. La cafeína puede producir un elevado sentido de la percepción mediante la estimulación del cerebro. Este efecto hace que una persona sea más consciente de molestias leves, lo que aumenta la irritabilidad. La abstinencia de cafeína en alguien acostumbrado a consumir grandes cantidades de café u otras bebidas con cafeína también puede causar irritabilidad.

Cafeína y ansiedad

La ansiedad es un sentimiento de aprehensión y descontento. El mismo proceso químico en el cerebro que aumenta el nivel de alerta puede servir realmente como una espada de doble filo, haciéndote más consciente de los posibles resultados negativos en una situación, lo cual aumenta la ansiedad.

Respuestas variables

El efecto de ansiedad e irritabilidad del café es individual. Los químicos del café desencadenan una serie de reacciones emocionales, en función de los hábitos de una persona, el peso corporal, el metabolismo y su estado de ánimo general. Las personas que han tenido menos exposición a la cafeína o que experimentan regularmente más ansiedad e irritabilidad que de costumbre (incluso en ausencia de café) tienden a tener una mayor respuesta a los efectos del café. También hay un componente genético en la respuesta de un individuo a la ingesta de café.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por dr. heidi moawad | Traducido por maria del rocio canales