¿La bufera ayuda a dormir?

La bufera, tan apreciada en el sistema de curación ayurvédica, consiguió ubicarse en la posición de rasayana, una sustancia que mejora la salud física y mental, previene enfermedades y detiene el proceso de envejecimiento. La bufera, también conocida como cereza de invierno, proviene de un arbusto perenne del oriente medio y África oriental. Se comercializa como un suplemento dietario en Estados Unidos y los sanadores naturales suelen recomendarla para promover el bienestar y el estado de ánimo positivo. La investigación científica apoya los efectos calmantes de la bufera y las propiedades para disminuir la ansiedad. Consulta con tu médico antes de consumir bufera.

En la raíz de bufera

La bufera proviene de la planta withania somnifera, que se caracteriza por tener hojas verde-grisáceas ovaladas, pequeñas flores verde-amarillentas y frutas rojas-anaranjadas. Aunque se pueden utilizar todas las partes de la planta, en general se usa la raíz para elaborar preparaciones de hierbas. Tradicionalmente la bufera se utiliza en la medicina ayurvédica para incrementar la fuerza y el vigor y para combatir el estrés, la depresión, la ansiedad y la fatiga. También se usa para tratar tumores, enfermedades infecciosas y afecciones inflamatorias, como artritis.

Ginseng indio como antiinflamatorio

Las partes farmacológicas activas en el bufera son un grupo de químicos denominados witanólidos. Por su estructura, estos químicos están relacionados con los ginsenoides que se encuentran en el panax ginseng y son la causa de que a menudo la bufera se conozca como ginseng indio. Esta hierba también contiene alkaloides, saponinas y hierro. El sitio web Drugs.com reconoce las propiedades antiinflamatorias, antimicrobiales y antipiréticas (que reducen la fiebre) de esta hierba en estudios de laboratorio y en animales. En estudio con animales, la bufera demostró un efecto depresor en el sistema nervioso central, que generó una sensación calmante y relajante. La bufera también tiene propiedades adaptógenas, es decir que fortalece al sistema inmunológico y contribuye con el cuerpo para contrarrestar el estrés.

Qué indican los estudios

En un estudio clínico publicado en 2009 en "PLoS One", los participantes con ansiedad moderada a grave recibieron 300 mg de raíz de bufera dos veces por día durante tres meses como parte de un programa de cuidado naturopático. Otros participantes en el estudio recibieron psicoterapia estandarizada. Cuando se compararon los resultados, los investigadores determinaron que el grupo que recibió la hierba demostró mayores beneficios clínicos, según los cálculos de Beck Anxiety Inventory; la ansiedad se redujo en un 50%. De todas formas los investigadores solicitaron que se realicen más estudios, como pruebas más profundas en componentes individuales. En un estudio con animales publicado en 2000 en "Phytomedicine", la bufera generó un efecto calmante en ratas, efecto que se comparó con el que producía el lorazepam, un medicamento ansiolítico; la hierba también aportó un efecto antidepresivo. Por lo visto, esta investigación indica que la bufera puede actuar como un estabilizante del estado de ánimo y podría ayudar a combatir la falta de sueño que se produce por la ansiedad y la depresión.

Té de bufera

En general la dosis de bufera oscila entre 450 y 2000 mg por día, según informa el sitio web Drugs.com. Prepara una infusión con la hierba, hirviendo entre 3/4 y 1 1/4 cucharadita de raíz de bufera en 8 onzas de agua durante 15 minutos, como indica la página web de Blue Shield; puedes beber tres tazas por día. Se reportaron pocas reacciones adversas por el consumo de esta hierba. Sin embargo, no debes consumirlo si estás embarazada o en período de lactancia. Consulta con tu médico antes de consumir bufera.

Más galerías de fotos



Escrito por carol sarao | Traducido por vanesa sedeño