Bufandas de lana fáciles de hacer, sin coser

La lana es una excelente tela para hacer bufandas. Es cálida y suave, relativamente económica, y cuenta con una gran variedad de colores, estampados y grosores. Tal vez su mejor característica, es que no se deshace de las orillas al cortarlas, haciendo que los proyectos sin necesidad de costuras sean posibles. Hacer una bufanda sin coser puede ser tan simple que un niño podría hacerlo bajo supervisión. Modifica el método básico de las maneras que quieras para hacer diseños más imaginativos.

Lo que necesitas

Si estas comprando lana de una fabrica de tela, 1 yarda debe ser más que suficiente para hacer una bufanda. Para la mayoría de los diseños, esta cantidad es suficiente para una segunda o tercer bufanda. Si prefieres el acercamiento del estilo "reciclado," utiliza un cobertor o una prenda de lana vieja para recortar en lugar de comprar la tela. Es esencial usar tijeras filosas para tela para obtener un resultado limpio. Un cortador circular con un tapete y una regla transparente también funciona. Otras herramientas útiles para este proyecto incluyen gis para tela o marcador lavable, y una regla transparente.

Diseños simples

El diseño más simple es un rectángulo largo de lana, tan ancho o delgado como tu quieras. Ya que no hay costuras involucradas, no necesitas añadir margenes, solo recorta la tela al tamaño exacto de la bufanda. Para una bufanda estilo chal, recorta una forma triangular. Usa un plato pequeño, taza o algún otro objeto redondo como plantilla para redondear las puntas de la bufanda y obtener un aspecto distinto. Otro estilo simple es hacer un agujero en la bufanda, en el centro, aproximadamente a un tercio de la longitud de la bufanda. Cuando la utilices, mete el lado opuesto a través del agujero y jala para que quedes cómodo y bien caliente.

Beneficios del flequillo

Crea un flequillo en los dos extremos cortos de una bufanda sencilla trazando lineas paralelas de la misma longitud, usando una regla para ser exacto. Con cuidad corta sobre las lineas. Deja el flequillo como está si quieres que quede plano, o ata un nudo en la parte superior de cada uno. Una alternativa para añadir un flequillo es cortar una serie de hoyos pequeños, con el mismo espacio entre cada uno a lo largo de los dos extremos cortos, luego pasa un estambre o un pedazo de tela de lana a través de los hoyos usando un gancho.

Diseños más lujosos

Haz una bufanda arrugada, con colores, cortando dos piezas de lana de diferentes colores. Corta un flequillo a lo largo de uno de los extremos de cada pieza, colócalos uno junto a otro con los lados del flequillo juntos, después haz nudos dobles en cada flequillo. Usa una técnica similar para hacer una bufanda infinita, corta un flequillo en los extremos cortos y átalos para hacer un circulo continuo. Desata los nudos cuando quieras para cambiar del estilo infinito a una bufanda regular. Para una bufanda trenzada, corta tres piezas de lana, ya sea de un color o colores complementarios, y trénzalas juntas con un nudo grande en cada extremo para asegurar.

Más galerías de fotos



Escrito por joanne thomas | Traducido por mariana groning