Buenos tratamientos de aceite para el cabello negro

El cabello negro y el cabello afroamericano, son distintos en muchos sentidos a los demás tipos de cabello. La principal diferencia es que el cabello negro es más grueso; está compuesto de más capas de cutícula y es más rizado. Además es más propenso a secarse y quebrarse. Debido a esto, ciertas medidas específicas, como tratarlo con aceites calientes, pueden ayudarte a restaurar tu cabello negro.

Aceite de coco

El aceite de coco sobresale en el mundo del cabello negro debido a que es uno de los pocos que penetras el cabello y no solamente cubre las hebras. El Departamento de Desarrollo e Investigación de Industrias Marico en India ha encontrado que el aceite de coco beneficia al cabello, especialmente si está dañado, al evitar la pérdida de proteínas. El cabello negro es especialmente vulnerable a la pérdida de proteínas debido a que los métodos de peinado que se usan con el cabello negro suelen ser muy agresivos, como por ejemplo, el uso de alisadores químicos. El efecto general de aplicar aceite de coco es que la estructura del cabello se mantiene y el cabello tiene menos propensión a romperse. Para hacer un buen tratamiento de aceite de coco para el cabello, coloca un frasco de aceite de coco dentro de un tazón con agua caliente para calentar el aceite. No dejes que el aceite se caliente en exceso, pues podría quemarte el cuero cabelludo. Parte el cabello en secciones de una pulgada de grosor y aplica una cantidad copiosa de aceite sobre el cuero cabelludo y el cabello. Usa una botella con aplicador, si es necesario. Cubre el cabello con un gorro de plástico y siéntate bajo la secadora entre 15 y 20 minutos. Enjuaga el cabello y luego lávalo y péinalo como usualmente lo haces. Aplica una cantidad pequeña de aceite de coco después de peinarte.

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba tiene propiedades limpiadoras e hidratantes que benefician al cabello. Hidratar el cabello negro es muy importante. De acuerdo con la "Enciclopedia Gale de Medicina Alternativa", el aceite de jojoba es similar al sebo, el aceite natural que produce el cuero cabelludo. Cuando se usa como aceite caliente, imita el acondicionamiento natural del cabello, no sólo hidratando, sino además, eliminando la acumulación de contaminantes ambientales o el exceso de productos para el cabello. Para un buen tratamiento con aceite de jojoba, sigue los pasos usados con el tratamiento con aceite de coco, pero reemplaza el aceite de coco con aceite de jojoba.

Aceite de oliva

Carol Firenze, autora de "La Oliva apasionada", recomienda el uso del aceite de oliva, en especial el extra virgen, como tratamiento contra la caspa y en general, para acondicionar el cabello. Al ser especialmente propenso a la sequedad, el cuero cabelludo y el cabello negro deben mantenerse hidratados, algo que el aceite de oliva hace muy bien. Este aceite se puede encontrar en cualquier supermercado y es una forma relativamente barata de acondicionar el cabello. Para un buen tratamiento con aceite de oliva, usa los mismos pasos recomendados para el aceite de coco, pero cambia el aceite de coco con el aceite de oliva.

Más galerías de fotos



Escrito por mwenya kasonde | Traducido por eduardo moguel