Buenos niveles de ferritina

La ferritina es una proteína que se encuentra en tus células sanguíneas y que ayuda a transportar el hierro a través de la sangre. Las pruebas de ferritina miden la cantidad de hierro almacenada en tus células. Tu médico puede solicitar un examen de ferritina si otras pruebas sanguíneas han indicado un nivel bajo de hemoglobina o anemia. Si tus niveles de ferritina comienzan a mejorar, esto puede ser un indicio de que tu anemia también lo está haciendo. Tu médico también puede recomendar un examen de ferritina para diagnosticar enfermedad hepática, artritis reumatoidea, hipertiroidismo o hemocromatosis, una afección en la cual los niveles de hierro son demasiado altos.

¿Qué es tu ferritina?

Los buenos niveles de ferritina se expresan en rangos. Para los hombres, un rango normal está entre los 12 y 300 nanogramos por mililitro. Para las mujeres, los niveles de ferritina entre 12 y 150 nanogramos por mililitro son considerados buenos. Los buenos niveles de ferritina indican que tienes un bajo riesgo de padecer deficiencia de hierro o anemia. Los niveles buenos de ferritina también indican unas posibilidades reducidas de sufrir enfermedad hepática, hipertiroidismo, leucemia, diabetes tipo 2 y afecciones inflamatorias como la artritis reumatoidea. Si los resultados tienen un valor alto, es posible que tu médico tenga que recomendarte más exámenes para determinar la causa.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por jhonatan saldarriaga