Buenos experimentos para probar el desarrollo físico de un niño

Para la mayoría de los niños, el análisis de desarrollo físico prueba que cumplen con las expectativas, pero algunos niños no pasan ese examen. Estos niños pueden tener retrasos de desarrollo. El Early Education Alignment Program de Virginia fomenta la intervención temprana en tales casos. Cuanto más temprano el niño recibe ayuda por su retraso en el desarrollo, mejores serán las posibilidades de que el niño pueda cumplir con su potencial.

Los reflejos del bebé

Al nacer, un niño responde a los estímulos de forma que ayudan a que sobreviva. El sitio web Healthy Children advierte que los recién nacidos que carecen de esos reflejos podrían tener retrasos físicos, neurológicos o de desarrollo. Para probar el reflejo de succión, introduce un dedo limpio en la boca del bebé y toca la raíz de su boca. Deberás sentir cómo el bebé inmediatamente se adhiere al dedo y succiona. El reflejo de Palmer ayuda a los niños a tomar objetos. Para probarlo, apoya tus dedos por la palma abierta de tu bebé. Éste deberá enroscar su mano alrededor de tu dedo, tomándolo firmemente. Para probar el reflejo de caminar, sostén al bebé parado bajo sus brazos, asegurándote de que sostienes el cuello. Para al bebé sobre una superficie firme y dura. Inmediatamente levantará y colocará su pie, como si estuviera caminando.

El sentido de sí mismo y de los demás

A los nueve meses, tu bebé habrá hecho avances de desarrollo. Deberá poder integrar más de sus habilidades físicas y cognitivas. El Centers for Disease Control and Prevention fomenta a que los padres prueben a sus hijos a través del juego. A los 9 meses, deberás poder llamarlo por su nombre y él girará su cabeza. Siéntate en el piso con él y observa cómo se sienta. Deberá poder hacerlo para sí y apoyarse de lado a lado sin caerse. Pasa juguetes hacia adelante y atrás, la interacción social temprana significa que está bien en el blanco. Finalmente, esconde un juguete debajo de una sábana o un periódico. Tu hijo deberá alcanzar y quitar la cobertura, exponiendo el juguete. Este simple juego muestra una integración de habilidades motoras finas y gruesas, y la permanencia del objeto.

Mano dominante

Durante los años de tu hijo como niño pequeño, tu bebé utilizará ambas manos para explorar y jugar con el mundo. Pero a medida que crece y se desarrolla, a menudo, una mano dominará por sobre la otra. Esta será la mano con la cual el niño aprenderá a escribir, arrojará cosas y utilizará para las actividades motoras finas. Muchos padres alientan a sus hijos para que utilicen la mano derecha. Pero esto puede ser una frustración si el niño es naturalmente zurdo. Para probar la mano dominante, coloca un títere de mano sobre la mesa. Observa qué mano utiliza tu hijo para manejarlo. Otro examen implica colocar una llave grande sobre la mesa. Observa qué mano utiliza tu hijo para darla vuelta.

Ejercicio físico

Para promover un estilo de vida saludable, The President’s Council on Fitness Sports and Nutrition sugiere que los padres y maestros prueben el entrenamiento físico de cada niño dos veces al año. Esto implica giros, pruebas de agilidad, dominadas y carreras de resistencia y sentarse en V. El Council ofrece tiempos sugeridos para edades específicas. Sin embargo, muchos padres pueden fomentar un entrenamiento físico diario ayudando a sus hijos a hacer lo mejor cada día. Experimenta con un amplio rango de actividades físicas como yoga, gimnasia y deportes. Hacer este examen dos veces al año ayuda al niño para ver cómo ha crecido y cómo volverse más fuerte y saludable con el paso del tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por aldana avale