Buenos estiramientos para practicar voleibol

Durante un partido de voleibol, varios movimientos como zambullirse, estar en cuclillas, clavarse y embestir, ponen considerable tensión en tus articulaciones. Para evitar lesiones y mejorar tu rendimiento, calienta con un mínimo de cinco minutos de ejercicio cardiovascular al saltar la cuerda, correr o pedalear en una bicicleta estática. Realiza estiramientos dinámicos, en los que muevas los músculos a través de un rango cómodo de movilidad, también te ayudará a prepararte para la acción en la cancha.

Se dinámico

El objetivo del estiramiento previo a la práctica es preparar los músculos para los movimientos específicos del voleibol. Mientras que los estiramientos estáticos, en los que mantienes la posición del pico en un tramo de 30 segundos, puedes aumentar el rango de movimiento de los músculos, los estiramientos dinámicos mueven los músculos a través de una gama conocida de movimiento. Usa un movimiento controlado y fluido para estirar simultáneamente y calentar tus músculos. Los estiramientos que reflejan los movimientos como saltos, giros, zambullirse y expandirse mejorarán la activación de tus músculos para el juego.

Estilos de estiramientos

El estiramiento dinámico para el voleibol puede incluir balanceos hacia adelante y a los laterales con las piernas desde una posición de pie, caminata con las manos, barra de zambullida, estocadas de caminata hacia delante y rodetes de hombros. Puedes combinar estiramientos con ejercicios cardiovasculares ligeros, como hacer balanceos de brazos, mientras corres por toda la cancha. Balancea tus brazos hacia adelante y hacia atrás, arriba y abajo o en direcciones aleatorias. Por ejemplo, mueve constantemente tus brazos mientras corres a lo largo de la cancha entre dos y cuatro veces. Para estirar los cuádriceps, trota mientras realizas patadas a los glúteos. Trotar con las rodillas en alto calentará y estirará los isquiotibiales y los flexores de la cadera.

Beneficios de la aptitud física

Mientras que los estiramientos dinámicos pueden calentar y avivar tus músculos para la práctica de voleibol, también pueden mejorar la fuerza y la flexibilidad a largo plazo. La ventaja principal de un estiramiento dinámico es que combina la movilidad con flexibilidad, utilizando el movimiento como una forma de acondicionar y entrenar los músculos. Los jugadores tienden a realizar movimientos repetitivos en el voleibol, que pueden conducir a la rigidez de ciertos músculos, así como lesiones por uso excesivo. El estiramiento dinámico deportivo específico puede ayudar a mantener el equilibrio muscular y contrarrestar los problemas de flexibilidad debido a las tareas repetitivas.

Punteros de práctica

Si estás tratando de mejorar la flexibilidad, realiza estiramientos estáticos durante la fase de enfriamiento de una práctica. Tus músculos se han calentado totalmente y serán más receptivos a estirarse más allá de su rango normal de movimiento. Evita estiramientos balísticos en los que realizas movimientos repetitivos rápidos para estirar los músculos. El rebote brusco al estirar un músculo tenso puede provocar lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kay tang | Traducido por franco castro