Buenos desayunos para después de entrenar para perder peso

Levantarte para un entrenamiento vigorizante puede dejarte hambriento después de ejercitarte. Cuando estás tratando de perder peso y reponerte después de tu entrenamiento matutino, querrás escoger tu menú cuidadosamente. Tu desayuno debe satisfacer tu ávido apetito al mismo tiempo que se ajusta a tu plan de dieta. El desayuno posibilita que te satisfagas sin llenarte para mantenerte después de tu inteligente comienzo de día.

Huevos

Los huevos, que son un básico de las dietas bajas en carbohidratos o bajas en calorías por igual, proporcionan 6 gramos de proteínas por porción con 70 calorías. Puedes disminuir ese conteo de calorías y disfrutar de un desayuno más grande si incorporas claras de huevos y huevos enteros en tu desayuno. Con 4 gramos de proteínas y 15 calorías por clara, puedes disfrutar de una porción sustancial. Los huevos revueltos con espinaca, los tomates en cubos y los pimientos morrones (bell peppers) agregan vitaminas y variedad a tu desayuno.

Cereales integrales

Si estás controlando tus calorías, pero quieres una comida que te llene hasta la hora del almuerzo, escoge una porción de cereales integrales. La fibra aumenta tu saciedad, según un estudio de 2008 sobre fibra dietaria y regulación del peso publicado por el periódico "Nutrition Reviews". También mantiene saludable tu sistema digestivo. Busca proteínas o fibras adicionales en cereales como avena y amaranto (amaranth) para darle a tu cuerpo el material crudo necesario para construir músculos. La fortificación nutricional en los cereales comerciales hace que cualquier dieta se complete, pero si eres un vegetariano o vegano estricto, necesitas las vitaminas de los cereales fortificados y deberías comerlos regularmente.

Frutas, frutos secos y yogur

Después de un entrenamiento agotador, puede que no tengas el apetito para comidas pesadas. Si este es el caso, opta por la fruta fresca. Saben muy livianas y te proporcionan fibra y carbohidratos saludables para la energía. Para equilibrar esos carbohidratos, combina la fruta con frutos secos ricos en proteínas y yogur desnatado, en especial del de estilo griego que tiene proteínas adicionales. Las grasas saludables de los frutos secos, los carbohidratos de las frutas y las proteínas del yogur hacen que disfrutes de un desayuno completo con todos los macronutrientes que necesitas.

Avena con mantequilla de almendras

La avena contiene fibras, proporciona proteínas y te provee de muchos minerales esenciales incluyendo hierro. Es una comida sustanciosa en sí misma, pero cuando le agregas una cucharada de mantequilla de almendras al bol, mejoras incluso más su perfil nutricional. Las mantequillas de frutos secos, incluyendo la de almendras, te dan de 6 a 8 gramos adicionales de proteínas y te proveen de grasas saludables. La mantequilla de almendras contiene muchas calorías, alrededor de 100 por cucharada, dependiendo de la marca, de manera que mide las cantidades con cuidado.

Más galerías de fotos



Escrito por lauren whitney | Traducido por maria eugenia gonzalez