Buenos alimentos para comer después de la cirugía de tiroides

La eliminación de una parte o de la totalidad de la glándula tiroides se llama tiroidectomía y es necesaria cuando se tiene un nódulo tiroideo canceroso. También puedes requerir cirugía si estás sufriendo de síntomas debido a un nódulo tiroideo benigno. Otras razones para la cirugía de tiroides incluyen quistes tiroideos recurrentes, enfermedad de Graves o bocio. La recuperación de una operación en tu tiroides generalmente es rápida. La mayoría de las personas sólo requieren una estancia de una noche en el hospital y luego vuelven a su rutina regular y una dieta normal dentro de una semana o dos.

Inmediatamente después de la cirugía

Cuando despiertes de la operación, tendrás dolor y rigidez en el cuello. Es posible que sientas molestias al tragar debido a la irritación del tubo respiratorio colocado en tu garganta para tu anestesia. Chupar cubitos de hielo te ayudará a aliviar la sed y a calmar tu garganta. Algunas personas experimentan náuseas después de la cirugía, por lo que debes comenzar la ingesta de líquidos lentamente.

Dieta clara y suave

La cirugía requiere que dejes de comer y beber después de la medianoche la noche antes de la operación, por lo que una vez que los efectos de la anestesia hayan desaparecido, es probable que sientas hambre. Comienza con una dieta de líquidos claros como caldo o gelatina sin sabor. Tu médico te indicará cuándo debes regresar a tu dieta habitual. Si aún tienes dolor de garganta, comienza con alimentos blandos que se puedan tragar fácilmente como batidos, batidos, sopas, helado, yogur, queso cottage, pudín, cereales, verduras tiernas, huevos blandos, puré de patatas y compota de manzana o puré de otra fruta.

Alimentos que contienen vitamina C

Mientras te recuperas de la cirugía, comer una dieta nutritiva que contenga una amplia variedad de alimentos ayudará a tu cuerpo en la curación. En particular, la vitamina C es necesaria para la curación de heridas y la formación de tejido de cicatriz. Dado que la vitamina C es soluble en agua, tu cuerpo requiere un suministro continuo de alimentos que contengan este nutriente. Las frutas y verduras ricas en vitamina C son las fresas, frambuesas, arándanos, brócoli, coliflor, espinacas, pimientos dulces y jugos de naranja y tomate.

Alimentos que contienen zinc

El zinc es un oligoelemento que se encuentra en las células de todo el cuerpo. Desempeña un papel esencial en la curación de heridas y en el funcionamiento adecuado del sistema inmune y ambos son importantes mientras te recupera de la cirugía. Los alimentos ricos en proteínas como el pollo, la carne de res y el cerdo son excelentes fuentes de zinc, al igual que los cereales integrales, las legumbres y los frutos secos. Si eres vegetariano o si comes una dieta baja en proteínas, es posible que necesites el zinc en forma de suplemento ya que las frutas y las verduras no son buenas fuentes.

Más galerías de fotos



Escrito por gwen bruno | Traducido por maría j. caballero