¿Es bueno o malo comer después de hacer ejercicio?

El ejercicio puede aumentar tus niveles de energía, la composición corporal, estados de ánimo y la salud en general. Si no puedes comer bien, sin embargo, puedes perder la oportunidad de estos beneficios. Aunque comer después de hacer ejercicio es "extremadamente importante", según la Iowa State University Extension, tu dieta en general juega un papel importante en tu bienestar y el éxito del entrenamiento. Una dieta ideal contiene una variedad de alimentos nutritivos y suficientes cantidades de calorías. Para obtener los mejores resultados, busca orientación de tu médico o dietista antes de cambiar tu dieta.

Función

Tu comida después del ejercicio determina tu nivel de energía y la recuperación para los próximos ejercicios, según ISUE. Durante el ejercicio, tu cuerpo usa el glucógeno, que es la energía almacenada en los músculos. Comer poco después repone el glucógeno, promoviendo la recuperación adecuada y reduciendo el riesgo de fatiga. También reduce el riesgo de deshidratación y los niveles bajos de azúcar en la sangre, o hipoglucemia.

Alimentos óptimos

Al cabo de dos horas de la sesión de ejercicios, MayoClinic sugiere comer una comida o merienda que contenga hidratos de carbono y proteínas. Las opciones de bocadillos beneficiosos incluyen un sándwich de mantequilla de maní o de carne magra; yogur y fruta; frutos secos con nueces; y galletas saladas con queso. También puedes optar por una comida balanceada que contenga almidón, como el arroz integral, pan integral o una papa; un alimento rico en proteínas, como la leche baja en grasa, pescado o tofu; y verduras frescas o cocidas.

Fluídos

La reposición de los fluidos perdidos debe ser tu primera prioridad después del ejercicio, de acuerdo con ISUE. Esto se puede hacer con agua potable, fruta pura o jugo de verduras, un batido o una bebida deportiva. Las bebidas deportivas que contienen electrolitos (minerales que juegan un papel importante en el músculo y la función del corazón) pueden ser útiles después de un largo entrenamiento, ya que el ejercicio de más de 60 minutos aumenta el riesgo de desequilibrios en los electrolitos. Y los carbohidratos en las bebidas deportivas pueden ayudar a reponer el glucógeno perdido. Como regla general, MayoClinic sugiere beber 2 a 3 tazas de líquido después de tu entrenamiento.

Tiempo

El consumo de alimentos y bebidas ricos en carbohidratos, como frutas, zumos y panes, debe ser de 15 a 60 minutos después del ejercicio, de acuerdo a los Servicios de Salud de la Universidad de Columbia. Esto es cuando las enzimas que producen glucógeno están más activas, lo que puede conducir al agotamiento si no repones con los alimentos. Mayo Clinic recomienda comer proteínas y alimentos ricos en carbohidratos dentro de las dos horas de tu entrenamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por sofia loffreda