¿Es bueno correr después de comer?

Es importante alimentarte adecuadamente antes de realizar una actividad aeróbica vigorosa, como por ejemplo, correr. Sin embargo, antes de ponerte tus zapatillas de deporte es una buena idea esperar un rato después de comer, ya que correr inmediatamente te puede hacer sentir abotagado y disminuir tu rendimiento. En el peor de los casos, interrumpir el proceso digestivo de tu cuerpo con la repentina actividad intensa puede causarte diarrea o dolores estomacales.

Tiempo de espera y tamaño de la porción

La cantidad de tiempo que debes esperar para correr depende de cuánto has comido y de tu propio sistema digestivo. Como regla general, espera al menos una hora después de un pequeño bocadillo, dos o tres horas después de una comida pequeña y de tres a cuatro horas después de una comida abundante. Si deseas salir a correr en un momento determinado, ya sea durante la hora del almuerzo o por la noche, cambia tu horario de comidas para ajustar el ejercicio. Por ejemplo, toma un buen desayuno al levantarte y toma solamente un plátano, un yogur o una barra energética una hora antes de correr durante el almuerzo. Toma un bocadillo o un plato de sopa después de correr.

Carga de hidratos de carbono

Si lo que buscas es optimizar el rendimiento de tu ejercicio, intenta cargarte de hidratos de carbono, una práctica dietética común entre los atletas competitivos. Para hacerlo, simplemente consume una mayor cantidad de hidratos de carbono durante los días previos a un partido o competencia. La práctica está diseñada para actividades de resistencia, por lo que si normalmente corres 10 millas o menos, no necesitas agregar la carga adicional. Si decides hacerlo, sigue la regla general de esperar entre las comidas y salir a correr. Elige hidratos de carbono de granos enteros para obtener los mejores nutrientes. Para evitar el aumento de peso, equilibra el consumo extra de hidratos de carbono con porciones reducidas de grasas y dulces.

Líquidos

Los corredores no sólo deben atender a la ingesta de alimentos sólidos, ya que también lo que bebes es importante para tu condición y rendimiento físico. Para algunas personas, tomar una bebida deportiva antes de una carrera puede sustituir a un ligero aperitivo, suministrando así, energía abundante mucho después de la última comida. Beber mucho líquido es vital para mantener tu cuerpo hidratado. Incluso en los días fríos, salir a correr aumenta la necesidad de hidratación de tu cuerpo. Bebe por lo menos de 1.5 a 2.5 tazas de agua por tramos de una hora o menos. Opta por las bebidas deportivas que contienen sodio cuando corras durante períodos más largos. Es poco probable que beber agua justo antes de correr te cause la misma indigestión que la comida. Sin embargo, si correr inmediatamente después de tomar agua te causa malestar, simplemente mantente hidratado durante todo el día, antes y después de correr.

La diarrea del corredor

Si sufres de diarrea del corredor, no debes comer nada durante al menos dos horas antes de correr. Durante las 24 horas previas a la actividad, ajusta tu dieta eliminando alimentos ricos en fibra, edulcorantes artificiales, cafeína, líquidos calientes y alimentos grasos. Consulta a tu médico para volver a introducir estos alimentos en tu dieta poco a poco antes de correr, mientras verificas los alimentos que afectan a tu condición.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por josué miraflores m