Buenas sandalias para caminar y para senderismo

Deja que tus dedos de los pies sientan el aire libre tanto como tus pulmones al hacer senderismo con un buen par de sandalias de senderismo. A pesar de que no siempre se recomiendan, las sandalias pueden ser una excelente opción de calzado para muchas actividades al aire libre que impliquen condiciones húmedas y cálidas. Al elegir una sandalia, ten en cuenta su forma, material y medida para optimizar tu comodidad en el sendero.

Sandalias en vez de zapatos

Las sandalias secan rápidamente y están bien ventiladas, lo que es ideal para caminatas que impliquen cruces de agua importantes. Sin embargo, su falta de apoyo y amortiguación pueden hacer largas caminatas brutales para los pies, sobre todo cuando se lleva una mochila pesada. Las sandalias también ofrecen menos tracción y sujeción del pie que los zapatos o botas, para hacer senderismo subiendo y bajando colinas empinadas.

¿Abiertas o cerradas?

Las sandalias de senderismo modernas vienen en diseños abiertos o cerrados. Los diseños abiertos son más tradicionales y se basan en un sistema de correas para asegurar el pie a la suela del zapato, mientras que los diseños cerrados tienen una cubierta que se extiende sobre todo el pie, con una ventilación adicional para que el agua y la suciedad se vayan del zapato. Aunque los diseños abiertos son generalmente más fáciles de empacar, más ligeros y más transpirables que los diseños cerrados, los diseños cerrados ofrecen más apoyo y protección de las rocas y troncos.

Consideración de la suela

El material y el diseño de la suela de una sandalia afecta su durabilidad y tracción. Las suelas de goma son ligeras pero susceptibles a un rápido desgaste. Las suelas de poliuretano tienden a ser más duraderas y con mayor apoyo, pero llevan una penalización de peso significativa, a veces con un peso de más de dos veces mayor que las suelas de goma. Algunas suelas también están hechas de corcho, cuero y otros materiales orgánicos, pero estas no son ideales para practicar senderismo debido a su falta de tracción, durabilidad y mayor dificultad para el uso en condiciones de humedad.

Confort y apoyo

Las diferentes marcas utilizan diferentes hormas, o modelo de pies, para diseñar sus zapatos, y la marca cuya horma sea lo más parecida a tu pie será más probable que tenga las sandalias más cómodas para tus pies. Prueba tantos pares como sea posible y camina con las sandalias durante al menos cinco minutos. Algunas sandalias tienen un período de rotura el cual permite que el calzado se moldee a tu pie; a veces la sandalia más cómoda con el tiempo no va a ser la mejor recién sacada de su caja.

Más galerías de fotos



Escrito por calvin harris | Traducido por joaquín di toma