Buenas prácticas de limpieza para los adolescentes

Mientras que tu niño pequeño podría necesitar ayuda para limpiar los alrededores de la casa, el adolescente es lo suficientemente mayor como para ayudar y hacerse cargo de algunas de las tareas de limpieza. En el momento en que llegue a esta, deberá ser capaz de decir adiós a la actuación como único empleado del hogar. Desde aspirar,trapear y lavar la ropa, y casi todo lo demás, él está listo para hacer frente a las tareas clave de las labores domésticas.

El cuarto de tu adolescente

La American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) sugiere, en su página web Healthy Children, que los padres y los adolescentes se comprometen a la hora de decidir lo que se refiere a la jurisdicción del dormitorio. La creciente independencia de tu hijo, y el sentido de la privacidad, pueden hacer menos probable que te permita entrar a su espacio especial. Sin embargo, sigue siendo tu casa y no quieres correr el riesgo de parásitos invasores después de que él deje un montón y medio de patatas fritas, envases de jugo vacíos bajo una pila de ropa sucia. Inicia las tareas de limpieza del adolescente con su dormitorio. Si él quiere que te quedes fuera, insiste en que mantenga su cuarto ordenado. Esto debe incluir el cambio de la ropa de cama, pasar la aspiradora, tirar toda la basura y poner la ropa sucia en el cesto de la ropa. Mientras que tu hijo se merece un poco de privacidad, debes comprobar su habitación de vez en cuando.

Los pisos

Ahora que tu hijo tiene la edad suficiente para entender cómo utilizar aparatos sencillos, como una aspiradora, está listo para tomar el cuidado de pisos de la casa. Pídele que barra los pisos sin alfombra, como la madera o azulejos, los trapee después de que están libres de tierra y sin pelusa. Ellos también pueden aspirar áreas alfombradas. Pídele limpiar cuidadosamente alrededor de las escaleras y esquinas con un accesorio de boquilla de la aspiradora. No te olvides de indicarle que vacíe la bolsa de la aspiradora, o bote, después de que lo haga.

Trastes

En lugar de dejar que tu hijo y sus amigos, apilen los platos sucios en el fregadero, que él haga frente a la tarea de mantener la cocina limpia. Esto podría significar retirar su plato después de la cena, cargar la lavadora de platos, pedirle a sus amigos que ayuden y limpien sus platos cuando vienen o pongan los platos recién lavados en los gabinetes de la cocina. El no necesita actuar como único lavaplatos del hogar, pero que ayude con su propio desorden y comparta la carga de lavado contigo.

Limpieza del polvo y manchas

Tu hijo no tiene que hacer una buena tarea de limpieza de primavera todos los días. En su lugar, haz que mantenga la casa ordenada y limpia de polvo y que haga la limpieza que crea conveniente en algún lugar. Pídele que vigile los pequeños mugreros, como una pila de periódicos que el padre deja en el piso de la sala de la familia o los anillos de jugo en la mesa de café. Se pueden limpiar las superficies, guardar los objetos dispersos y limpiar la basura según sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por verónica sánchez fang