Buenas mochilas para caminatas ligeras

La elección de una mochila de excursión debería ser tan personal como elegir las botas correctas. Tu mochila puede hacer la diferencia entre una caminata cómoda y una historia desafortunada. Cuando vas de excursión ligeramente, la elección de una mochila se vuelve aún más crítica, ya que cada gramo superfluo puede impedirte alcanzar tu meta o llevar tus objetos esenciales. Ten en cuenta los materiales, el ajuste y la finalidad de cada tipo de mochila antes de tomar una decisión.

Escogiendo una mochila

Tu mochila tiene que ser del tamaño correcto para el torso y los hombros para un nivel óptimo de confort. Una mochila de tamaño incorrecto siempre será menos óptima, independientemente de los materiales y la mano de obra. Para determinar la longitud de tu torso, comienza en la vértebra C7, la vértebra más prominente en la base de tu cuello y mide hacia abajo a lo largo de la columna vertebral hacia las caderas. Esta medida suele caer entre 15 y 20 pulgadas para la mayoría de los adultos. Los tamaños de mochilas de fabricantes diferentes pueden variar, así que asegúrate de comprobar la longitud específica de la misma antes de comprarla. Siempre pruébate la mochila de asegurar que las correas de los hombros y el cinturón de la cadera se ajusten a tu figura.

Mochilas de excursión

Las mochilas ligeras de excursión más duraderas utilizan equipos ligeros con materiales resistentes para soportar las duras subidas de las graves cumbres. Las mochilas de excursión utilizan materiales de calibre más pesado como cordura de nilón para resistir rocas afiladas y caídas. Una mochila de excursión por lo general tiene entre 30 y 50 litros (7,9 a 13,21 gal), que es adecuado para el senderismo de día y las excursiones de varios días rápidos y ligeros. Las mochilas de excursión también suelen incluir puntos de amarre para piquetas y bastones de senderismo, que puede ser útiles para mantener los elementos de estibados hasta que se necesiten. Las mochilas de excursión tienden a ser más pesadas ​​que la mayoría de mochilas de excursión ligeras.

Mochilas de día

Las mochilas tradicionales de día combinan el confort y la utilidad en un paquete que por lo general pesa menos que una mochila de excursión. Éstas son versátiles e ideales para una caminata ligera. La mayoría de las mochilas de día se sitúan entre los 10 y 30 litros (2,65 a 7,9 gal) y pueden estirarse para acomodarse a caminatas de varios días si tu equipo de noche se reduce a lo más esencial. Estas mochilas suelen ser cómodas, con generosos rellenos y un diseño ergonómico. La mayoría de las mochilas de día tienen un armazón interno para ayudar a distribuir la carga en tus caderas. Elige una mochila de día basándote en lo que esperas llevar y opta por un cinturón lumbar si tu ligera caminata consta de senderos difíciles.

Mochilas ultraligeras

Para una excursión ligera, no puedes se más minimalista que con una mochila ultraligera. Estas mochilas tienden a ser más caras ya que usan materiales avanzados como el delgado nilón antidesgarres y fibra. La mayoría de las mochilas ultraligeras sacrifican características como porta materiales, bolsillos adicionales y la durabilidad por el menor peso posible, que a menudo se sitúa por debajo de las 3 libras. Las mochilas ultraligeras varían en tamaño de 20 a 50 litros (5,30 a 13,20 gal) y son en su mayoría producidas por fabricantes más pequeños, aunque algunas marcas más grandes han empezado a adoptar el mismo modelo. Para excursiones ligeras y severas, estas mochilas ofrecen el enfoque más minimalista para llevar tu equipo esencial. Sin embargo, estas mochilas tienen que ser tratadas con cuidado, ya que son las menos duraderas.

Más galerías de fotos



Escrito por max roman dilthey | Traducido por ana karen salgado beltrán