Buenas herramientas para conseguir que los niños pequeños se duerman

Un niño pequeño que no duerme lo suficiente puede ser un niño irritable. Además, si tu pequeño está combatiendo el sueño, quizás tú también te pongas irritable. Lograr que tu niño pequeño adopte mejores hábitos de sueño requiere experimentación para ver qué funciona y un poco de determinación para no dar lugar a rabietas por estar levantado hasta tarde.

Elige tu momento

Un artículo del sitio web PBS sugiere que los padres no deben tratar de que los niños pequeños tengan una nueva rutina de sueño cuando se están desarrollando otros cambios. Por ejemplo, será difícil introducir a tu hijo en un nuevo hábito de sueño en el medio de una mudanza a una nueva casa, cuando ha llegado un hermano recién nacido o cuando tu hijo está comenzando la guardería. Comienza tu nueva rutina de sueño cuando el resto de la vida del niño esté establecida.

Rutinas para relajarse

Establece una rutina para el momento de ir a dormir de tu hijo, como un baño caliente y una historia antes de ir a la cama. Un poco de leche caliente también puede ser relajante para un niño pequeño antes de irse a dormir. Trata de mantenerlo tranquilo antes de ir a la cama. Por ejemplo, no dejes que corra por la casa una hora antes de la cama; eso evita que se relaje y tenga el ánimo listo para dormir.

Establece el estado

Haz que el dormitorio de tu niño pequeño esté tranquilo y bastante oscuro a la hora de dormir. Si le tiene miedo a la oscuridad total, utiliza una pequeña luz de noche. La habitación no deberá estar ni demasiado fría ni demasiado caliente para que tu hijo esté cómodo. Utiliza un CD con canciones de cuna suaves o una máquina para aislar el sonido si vives en una zona que recibe mucho ruido del exterior, como una ciudad donde el ruido de las sirenas hará que se mantenga despierto.

Deja que tu hijo tenga voz y voto

Los niños pequeños adoran sentirse independientes. El sitio web KidsHealth sugiere dejar que los niños pequeños tomen sus propias decisiones siempre que sea posible. Por ejemplo, deja que elija su pijama para la noche o la historia que quiere leer antes de irse a dormir. Eso lo ayuda a sentirse más controlado, ¿y quién no quiere eso?

Mantén la misma rutina todos los días

Establece un horario de sueño y una hora de despertar regular, y haz lo mejor para mantenerlo de la misma forma todos los días. Es tentador dejar que tu hijo se duerma o se levante tarde durante los fines de semana pero eso hará que sea más difícil para él dormirse el resto de los días. Lo mismo sucede con los horarios de la siesta (trata de que tu niño pequeño duerma la siesta a la misma hora todos los ideas sin importar lo que está sucediendo).

Qué hacer cuando tu hijo pequeño se despierta a la noche

Cuando tu hijo se despierta durante la noche, ya sea por dolor de dientes o por un mal sueño, háblale y dile que te cuente, si quiere, su sueño y luego aliéntalo a volver a dormir lo antes posible. No hagas un juego en el medio de la noche. Mantén bajas las luces y habla en un tono bajo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por aldana avale