¿Cómo es una buena voladora en las animadoras?

Mientras que muchos asumen que el papel del volador es pasivo, en realidad es una posición muy activa en las acrobacias. En una acrobacia el volador, o persona superior, hace mucho más que simplemente ser levantada y lanzada por las bases. Cuando hacen las acrobacias, las voladoras suben, saltan, se equilibran y giran. Al aprender la técnica adecuada y hacerte valer a tí misma, puedes contribuir en gran medida al éxito de una maniobra como voladora.

Conciencia corporal

Una de las habilidades más importantes que una voladora que debe dominar, es la conciencia del propio cuerpo. Tienes que ser capaz de detectar si tu cuerpo está en una alineación correcta o no. En una maniobra de dos pies, tus pies deben estar al ancho de las caderas a una distancia del ancho de los hombros y el centro de tu cuerpo debe estar alineado sobre un punto imaginario directamente entre tus dos pies. En una maniobra de un sólo pie, tu cuerpo debe estar alineado sobre tu pie de apoyo. Asegúrate de hacer controles mentales con frecuencia para evaluar si tu cuerpo está bien alineado en la parte superior, mientras que hacen una acrobacia y durante el desmontaje.

Control

Como volador, debes estar en control de tu propio cuerpo. Al cargar una acrobacia, salta con fuerza del suelo llevando tus pies en alto antes de aterrizar en una posición de carga. Con cuidado, coloca tus pies en las manos de tus bases. No hagas que busquen tus pies y no los patees en el estómago con éstos. A medida que asciendes, mantén el control de tu peso tirando los hombros hacia arriba para ayudar a erigir la acrobacia. Al llegar a la parte superior de tu posición, tira de los músculos del abdomen y aprieta los músculos de tus nalgas para apretar tu cuerpo, haciendo que sea más fácil para la base. En el desmontaje, mantén tu cuerpo firme y ayuda activamente con tu descenso. Ya sea que estén apareciendo hasta los pies o acunándote para ser atrapada en los brazos, mantén el cuerpo recto y no azotes tus brazos.

Equilibrio

Un buen equilibrio es importante para cada voladora. Cuando estás en la parte superior de una acrobacia, tu cuerpo debe aprender a adaptarse a cualquier cambio que pase por debajo tuyo. La mejor manera de enseñarle a tu cuerpo a equilibrarse adecuadamente es en el suelo. Practica tus diferentes posiciones de acrobacias en el suelo. Una vez que hayas dominado una posición con una alineación perfecta del cuerpo, mientras que estás firme en el suelo, prueba la posición de pie sobre una almohada o en un cojín. Estos apoyos desequilibrarán tu cuerpo un poco, forzándote a hacer ajustes para seguir permaneciendo en posición vertical. Entrenar de esta manera hará que te sea más fácil hacer ajustes en el equilibrio de tus acrobacias.

Flexibilidad

Para ser una buena voladora, debes tener una flexibilidad excepcional. Una posición de acrobacia de un sólo pie como el estiramiento de talón, donde agarras el talón de tu pie extendiéndolo hacia arriba sobre tu cabeza y la de escorpión, donde agarras tu pie libre detrás tuyo y lo estiras hacia la parte posterior de la cabeza, requieren de flexibilidad en las piernas, la espalda, los hombros y los brazos. Una buena manera de aumentar tu flexibilidad para estas posiciones es mediante el estiramiento a través de la ejecución de las posiciones en el suelo. Si no puedes agarrar tu pie en cualquiera de las posiciones, utiliza una correa de dobles y enlaza un extremo alrededor de tu pie, mientras que agarras el otro lazo con las manos.

Más galerías de fotos



Escrito por jami kastner | Traducido por ana karen salgado beltrán