¿Para qué es buena la miel Manuka?

La miel de Manuka proviene de las flores del arbusto manuka (Leptospermum scoparium), natural de Nueva Zelanda. La miel tiene un largo historial como medicina tradicional para el tratamiento de todo tipo de dolencias como problemas de la piel, malestar estomacal y dolores de garganta. En 1962, las propiedades antisépticas de la miel, en general, se atribuyeron a su componente de peróxido de hidrógeno. Pero la investigación en Nueva Zelanda ha revelado algo más en la miel de manuka que la hace especial. El profesor Peter Molan, de la Universidad de Waikato en Nueva Zelanda, nombró a este componente no identificado el factor único de Manuka en 1998.

¿Cómo funciona?

La miel de Manuka ha demostrado prometedores resultados de laboratorio para combatir las bacterias resistentes a los tratamientos que normalmente infectan heridas y el sistema respiratorio. Un estudio de 2011 publicado en el "Foro Internacional de Alergias y Rinología" demostró eficacia en lo que respecta a Pseudomonas aeruginosa y a la meticilina Staphylococcus aureus, también conocida como MRSA, y un estudio de 2012 publicado en "Microbiolgy" mostró los resultados de laboratorio positivos contra el Streptococcus pyogenes. El "UMF", o actividad no peróxido ahora se presupone que es debido en parte a su alto contenido de metilglioxal MGO y en parte debido a otros elementos sinérgicos. Las marcas de gama alta que se pueden comprar en las tiendas están clasificadas para UMF, con un rango óptimo de 10+ a 20+. Hasta ahora, no hay pruebas de que los microbios se vuelvan resistentes a UMF como lo hacen con medicamentos.

Aplicaciones clínicas

Todos los tipos de miel tienen algún beneficio en el tratamiento de infecciones y en acelerar la curación. Sin embargo, la miel de Manuka probablemente es superior, al menos en el laboratorio, ya que muestra eficacia contra infecciones graves y bacterias resistentes a los antibióticos. Esto ha llevado al desarrollo de MediHoney, un grado médico patentado, es decir, que se esteriliza por radiación, utilizada por algunos hospitales para el tratamiento de quemaduras graves y heridas infectadas. Un sistema de entrega típico para MediHoney es un apósito infundido con la miel en una manera tal que no se filtre fuera del vendaje. La miel de Manuka también se ha mostrado prometedora para las infecciones de los senos nasales persistentes.

Remedios caseros

La miel manuka de alta calidad directamente del frasco tiene un beneficio potencial para muchas enfermedades comunes, especialmente con el uso tópico. Se puede acelerar la curación mediante el tratamiento y prevención de las infecciones de las quemaduras superficiales y otros daños. La evidencia anecdótica indica que podría ayudar a las condiciones comunes de la piel como el acné y el eczema y las infecciones por hongos, como el pie de atleta y la dermatofitosis. Una cucharada de miel de manuka podría ayudar a un dolor de garganta. Algunas personas lo utilizan para el auto-tratamiento del reflujo, la diarrea y otros trastornos de estómago, pero se necesita más evidencia para apoyar esto, ya que no se conoce cómo funciona cuando se mezcla con los jugos gástricos.

Más Información y precauciones

Para condiciones no graves, utiliza una pequeña cantidad miel de Manuka verdadera de UMF activa de 10+ a 20+. Una simple declaración de "activo" no tiene sentido; el UMF está clasificado con respecto a una norma uniforme y regulada por la Unique Manuka Factor Honey Association en Nueva Zelanda. Un poco de miel de manuka tiene más actividad UMF que la miel regular. Al igual que con cualquier medicamento, más no es necesariamente mejor. Por ejemplo, existe la posibilidad de que la exposición excesiva y a largo plazo pueda dañar las células sanas además de los microbios y ésto debe ser explorado. Consulta a tu médico para cualquier condición que no se resuelva o empeore, y nunca des miel de cualquier tipo a un bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por janine grant | Traducido por daniel cardona