Cómo ser una buena mamá para un bebé mayor

Vigilas atentamente mientras tu bebé mayor explora el mundo, descubre cosas nuevas y comparte estas experiencias contigo desde su perspectiva única. Aunque educar a un bebé curioso e inocente es gratificante, también es un reto. Probablemente se frustrará con facilidad, tendrá rabietas ocasionales (o frecuentes) y te sacará de quicio de formas que nunca podrías haber imaginado antes de que entrara en esta fase. Absorbe los momentos memorables, intenta olvidar los duros y sé la mejor mamá que puedas para tu bebé en crecimiento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Establece un buen ejemplo para tu hijo; compórtate del modo que quieras que lo haga tu bebé. Si esperas que recoja sus juguetes, no dejes tus pertenencias tiradas por la casa. Si quieres que muestre compasión por los demás, ofrécele también esa compasión (y a otros). Mantén en tu mente el concepto de ser un modelo todo el tiempo. Tu hijo te mira para guiarse y lo hará durante muchos años.

  2. Establece una rutina regular. Da a tu bebé mayor la seguridad de una rutina que funcione para sus necesidades. Incluye comidas a horas regulares, horarios de tentempiés, siestas y juegos en el ajetreado día de tu bebé.

  3. Usa técnicas de disciplina efectivas. Redirige o distrae a tu bebé mayor cuando haga algo que no debería hacer. Retira los artículos peligrosos para eliminar la tentación, sugiere KidsHealth.org. Usa la empatía y el respeto cuando trabajes hacia una solución para el comportamiento negativo, recomienda Attachment Parenting International.

  4. Juega con tu bebé y fomenta su creatividad. La American Academy of Pediatrics explica que los bebés mayores exploran el mundo a través del juego, y aprenden a través del juego tanto estructurado como no estructurado. Ofrece a tu bebé ambas formas de juego cada día. Puedes disfrutar de una actividad estructurada en la hora de lectura de tu biblioteca local, seguido por juego libre en tu patio trasero o en un parque cercano.

  5. Mantén a tu bebé activo. KidsHealth.org informa de que los bebés mayores no deberían estar inactivos más de una hora, a menos que duerman. Haz que se mueva y que queme ese exceso de energía construyendo con bloques, caminando por el barrio, jugando a la pelota o cantando.

  6. Maneja las rabietas de manera adecuada. Inevitablemente, tu bebé mayor va a tenerlas, y cómo las manejes tiene un gran impacto en tu hijo. Incluso aunque te frustres y quizás incluso te enfades, la APP recomienda que intentes mantener la calma. Ignora los estallidos menores y los problemas de disciplina mayores, como patear o morder, poniendo a tu bebé en tiempo muerto.

  7. Acepta los altibajos de la infancia. No cada día va a ir como la seda; tu bebé puede estar enfermo, le pueden estar saliendo los dientes o simplemente estar descontento. Sigue confiando en tus habilidades educativas, y pasarás los días desafiantes con facilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por barbie carpenter | Traducido por natalia navarro