Cómo ser una buena madre

La maternidad es tanto desafiante como gratificante y puedes encontrarte cuestionando tus habilidades parentales, cuando tienes uno de esos días en los que nada parece estar bien. Sin embargo, una actitud positiva y metas de paternidad centradas, incluso en días cuando no tienes tiempo para descansar, pueden permitirte criar a tus hijos en un hogar en el que se sientan amados y apoyados. Como resultado, equiparás a tus hijos con la confianza y las habilidades necesarias para sobresalir en el mundo, y te sentirás confiada como madre en esos años de formación.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Responde a las necesidades de tu hijo. Ya sea que tu hijo llore a la mitad de la noche o tu hijo mayor necesite algún consejo sobre amistad, tu respuesta afectiva para tu hijo puede construir una relación de confianza. La confianza, en cambio, puede construir el sentido de seguridad de tu hijo y su autoestima, según la American Academy of Pediatrics. Tu apoyo puede tener un impacto determinante en la autopercepción de tu hijo.

  2. Muestra calidez y afecto. Tu hijo necesita que lo abraces y lo beses, así que expresa tu amor de manera física cada día. Consuela a tu hijo tomando su mano, acariciando su espalda o abrazándolo con cariño, incluso los días que te sientas cansada, estresada y tal vez, incluso, un poco abrumada. Tu hijo quiere saber que lo amas, así que demuéstraselo.

  3. Sonríe para fomentar la felicidad en tu hijo. Muestra una actitud positiva, incluso si las cosas no van bien; mira más allá de la situación frustrante actual y concéntrate en todo lo que tienes. Tu felicidad se reflejará en tus hijos y tendrás, muy probablemente, una vida familiar más feliz y sana como resultado.

  4. Enseña empatía y sensibilidad. Concéntrate en criar a tu hijo para que se preocupe por las necesidades y sentimientos de otros, explícale cómo comportarse con otros y disciplínalos cuando les lastimen, molesten u ofendan. Pregúntales cómo se sentirían en una situación similar y enséñales a tener consideración de los sentimientos de sus familiares, amigos y profesores antes de actuar. Ask Dr. Sears recomienda que tu también muestres empatía para fomentar este comportamiento en tu hijo.

  5. Utiliza técnicas efectivas del manejo de estrés. Todas las madres se estresan, pero el estrés no es una señal de una mala figura materna. Busca actividades que reduzcan el estrés que funcionen para ti, como ejercicio, pedicura, almorzar con una amiga o una cita nocturna con tu esposo. Estas actividades te ayudarán a enfrentar el estrés con una actitud más positiva, lo que mejorará tu mentalidad como padre y te presentará como un buen ejemplo para tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por barbie carpenter | Traducido por diana i. almeida