Buena frecuencia cardiaca en elíptica

Las elípticas ofrecen un ejercicio aeróbico de bajo impacto. Causan menos estrés en las articulaciones y en los músculos que trotar o correr, incluso en una caminadora. Además, muchos modelos también trabajan los brazos y la parte superior del cuerpo con asas en movimiento. Como las elípticas están diseñadas para proporcionar un entrenamiento cardiovascular completo y eficaz, lograrás beneficios para tu salud al presionarte lo suficiente para lograr tu meta de ritmo cardíaco. Verifica periódicamente para ver si has alcanzado y mantenido un buen pulso.

Fórmula para el pulso meta

Una fórmula básica identifica un rango en el que el pulso debe permanecer para obtener el mejor entrenamiento cardiovascular posible en una elíptica. En primer lugar, identifica tu frecuencia cardiaca máxima y resta tu edad en años de 220. La frecuencia del pulso meta es de entre 50% a 85% del valor máximo de la frecuencia cardíaca. Encuentra estos números al multiplicar la frecuencia cardíaca máxima en 0,50 y 0,85. Así; por ejemplo, si tienes 40 años de edad, tu frecuencia cardiaca máxima es de 180 latidos por minuto. Un buen pulso para ti mientras haces ejercicio en una elíptica es de entre 90 y 153 latidos por minuto.

Personalizar la fórmula

Un pulso entre el 50% y el 85% de tu ritmo cardíaco máximo es, obviamente, muy amplio, en cual cada individuo tiene un rango objetivo más específico. En general, mientras más nuevo seas haciendo ejercicio, lo más bajo de este rango debe mantenerse durante el ejercicio en la elíptica. Si no estás en buena forma física, puedes esforzarte demasiado y ponerte en riesgo de sufrir lesiones e incluso un ataque al corazón. Consulta a tu médico para que te dé una orientación personalizada para lograr un buen pulso mientras ejercitas, y cómo ascender gradualmente con seguridad. Sólo tu médico puede considerar tu condición general, enfermedades, recetas y otros factores importantes para determinar la frecuencia de un buen pulso seguro.

Encontrar tu pulso

Mucha gente comete el error de contar su pulso mientras continúa en su ejercicio aeróbico. Como aconseja University of Iowa Hospitals and Clinics, deja un poco de hacer ejercicio y quédate quieto para obtener una medición precisa. No te preocupes, tu pulso no se reducirá mucho durante esta breve pausa. Coloca tu dedo índice y medio en la parte inferior de la muñeca opuesta, sobre la anchura de un dedo por debajo de la base del dedo pulgar. De manera alterna, encuentra el pulso carotídeo con estos dedos a lo largo de la tráquea por debajo de la mandíbula. Con un reloj cuenta 10 segundos al contar cada latido de tu pulso. Multiplica el recuento final por seis para obtener el número de latidos por minuto y reanuda inmediatamente tu entrenamiento.

Frecuencia y duración

American College of Sports Medicine sugiere que los adultos sanos menores de 65 años realicen por lo menos media hora de ejercicio aeróbico de intensidad moderada cinco veces a la semana, o por lo menos 20 minutos de ejercicio aeróbico intenso tres veces a la semana. Sin embargo, al igual que con tu pulso objetivo personal, con qué frecuencia y por cuánto tiempo se utiliza la elíptica es una cuestión que tu médico puede decidir mejor. Además, es preferible variar los tipos de ejercicio cada día, así trabajas diferentes áreas de tu cuerpo y evitas el aburrimiento. Haz que la elíptica sea una parte de un régimen cardiovascular importante.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por mayra cabrera