Una buena dieta para las personas con la enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se refiere a un grupo de afecciones que implican la pérdida de las células que producen dopamina. The Parkinson's Disease Foundation estima que 1 millón de estadounidenses viven con esta enfermedad crónica. Comer una dieta equilibrada, mantener la salud ósea, lograr una función intestinal regular y controlar los medicamentos son factores importantes en el control de la enfermedad de Parkinson.

Una dieta balanceada

Las personas con la enfermedad de Parkinson deben comer a horas regulares y evitar saltarse las comidas. Los componentes de una dieta saludable incluyen granos enteros, verduras, frutas, carnes magras, frijoles y productos lácteos bajos en grasa. También es importante mantener un peso saludable. Para un plan alimentario individual, consulta a tu dietista registrado.

Calcio y vitamina D

De acuerdo con Parkinson's Disease Foundation, los pacientes son propensos a la osteoporosis. Esta es una preocupación especial, ya que tienen un mayor riesgo de caídas y fracturas. Puesto que el calcio y la vitamina D son componentes de los huesos sanos, las personas con Parkinson deben consumir suficiente cantidad de estos nutrientes. Las personas mayores de 50 años deben consumir 1.500 miligramos de calcio y 800 UI de vitamina D al día, según Parkinson's Disease Foundation. Los productos lácteos, tofu, bebidas de soja fortificadas con calcio, jugo de naranja y verduras de hojas verdes son buenas fuentes de estos nutrientes.

Logra una función intestinal regular

El estreñimiento es común en las personas que viven con la enfermedad de Parkinson. Es importante cumplir con la ingesta diaria recomendada de fibra para evitarlo. La Academy of Nutrition and Dietetics recomienda que las mujeres consuman diariamente 25 gramos de fibra y los hombres 38 gramos. La Michael J. Fox Foundation recomienda los probióticos y semillas de lino para aumentar la regularidad intestinal si el estreñimiento es una preocupación. Otras fuentes de fibra incluyen los granos enteros, frijoles, frutas y verduras frescas.

El asunto de los medicamentos

Algunos de los medicamentos utilizados para tratar la enfermedad de Parkinson pueden tener efectos secundarios que afectan la ingesta de alimentos, tales como náuseas y falta de apetito. Si esto es un problema para ti, toma tus medicamentos con un bocadillo, refresco de jengibre o galletas, para ayudar a prevenir estos síntomas. Si estos problemas persisten, consulta a tu médico. En algunas personas, los aminoácidos, los bloques de construcción de las proteínas, se opondrán a la absorción de la levodopa en el cerebro. Por este motivo, la National Parkinson's Foundation recomienda que tomes tu levadopa 30 minutos antes de una comida rica en proteínas. También debes consumir una porción de proteínas del tamaño de una baraja de cartas.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica jones | Traducido por barbara obregon