Buena dieta para los pacientes de ileostomía

Una ileostomía es una abertura en la pared abdominal de donde pueden salir los productos de desecho del cuerpo. La parte del intestino se une a la apertura. Los residuos entran en una bolsa que se juntan a la ileostomía. Esta bolsa se cambia regularmente. Puede que necesites una ileostomía después de una lesión o cirugía tal como resección de cáncer de colon o cirugía de enfermedad inflamatoria intestinal que implica el colón o el recto. Tener una ileostomía puede significar que tendrás que hacer algunos ajustes a tu dieta, pero aún debes ser capaz de disfrutar de tus comidas y comer.

Sé selectivo con las frutas y verduras

Comer frutas y verduras es importante para una buena salud, sin embargo, necesitarás cambiar tus opciones. Las frutas y verduras con piel y semillas pueden ser difíciles de digerir y pueden provocar irritaciones en el tracto digestivo conduciendo a la diarrea, según lo que señala University of Pittsburgh Medical Center. Las frutas que son buenas opciones incluyen el puré de manzana las frutas cocidas o enlatadas, el puré de frutas, los plátanos maduros y los jugos de frutas excepto los de ciruela. Las opciones de verduras son las puntas de espárragos cocidos o enlatados, las remolachas y las zanahorias, el puré de verduras, la calabaza o el aguacate, según lo señalado por American Society for Parenteral & Enteral Nutrition.

Comer huevos y carnes bien cocidas

Las carnes cocidas duras también pueden ser difíciles de digerir y los alimentos fritos pueden causar heces sueltas, según lo que señala el sitio web de Mayo Clinic. Se debe evitar las carnes altamente sazonadas altamente, el pollo y el pescado así como también las carnes frías. La carne de res molida o bien cocida, el jamón, el pollo, el cordero o cerdo son buenas opciones. El pescado, el queso, los huevos y la mantequilla de maní suave son excelentes maneras de obtener proteína en tu dieta.

Elige almidones elaborados con harina refinada

Los panes y las pastas hechas con harina refinada contienen menos fibra y son mejores opciones para ti si tienes una ileostomía. Los panes que contienen frutos secos, semillas o coco adicional también deberían evitarse, según lo que señala American Society for Parenteral & Enteral Nutrition. Puedes comer pan blanco y de centeno, galletas, galletas saladas, crema de trigo, fideos, arroz blanco y papas fritas, tu nutricionista puede darte más sugerencias.

Bebe muchos líquidos

Puesto que tienes una ileostomía, puedes perder más líquidos que una persona sin una, ya que la mayoría de los líquidos en el cuerpo es reabsorbida durante la digestión en el intestino. Tendrás que tomar más líquidos para evitar la deshidratación. Bebe de seis a ocho vasos de líquidos cada día. El té, el café y las bebidas carbonatadas son aceptables, así como la mayoría de frutas y jugos de vegetales. Pregúntale a tu doctor si debes evitar el jugo de ciruela u otros jugos.

Evita los alimentos que puedan causar una obstrucción

Ciertos alimentos, especialmente si no se digiere bien, pueden causar una obstrucción en la abierta de tu ileostomía. Los ejemplos incluyen el apio, las palomitas de maíz, las nueces, las semillas, los guisantes, la ensalada de col y las pasas de uva, según lo que señala University of Pittsburgh Medical Center. Aunque debes limitar la ingesta de estos alimentos para evitar problemas, no tienes que totalmente evitar comer ninguno de ellos si comes pequeñas cantidades y te aseguras de que los masticas completamente.

La experimentación es importante

Todo el mundo no reacciona igual a todos los alimentos, algunos pueden causar diarrea o gases en una persona pero no en otra. Puedes encontrar que puedes estar dispuesto a experimentar un poco de incomodidad o molestia después de comer un alimento específico si vas a estar en casa solo. Algunos alimentos, tales como el ajo y la cebolla, pueden causar un olor creciente en tu ileostomía, mientras que otros, tales como la leche y el jugo de arándano pueden causar menos. Pasa algún tiempo experimentando y buscando nuevos alimentos para ver cómo reaccionas a cada uno. Tu médico y nutricionista también pueden ayudarte a tomar decisiones. Tener una ileostomía no significa que tu vida llega a su fin. Todavía puedes comer una dieta amplia y sabrosa y disfrutar de comidas con tus amigos.

Más galerías de fotos



Escrito por dominique brooks | Traducido por valeria garcia