¿Cuál es una buena dieta para la artritis psoriásica?

Una dieta rica en ácidos grasos omega-3, cereales integrales y productos puede ayudar a disminuir los efectos de la artritis psoriásica.

Alrededor de 7,5 millones de estadounidenses padecen psoriasis y entre el 10 y el 30 por ciento de esas personas desarrollarán artritis psoriásica.

— National Psoriasis Foundation

Existen más de 100 tipos de artritis. La más común, la osteoartritis (OA), es la forma que normalmente se asocia con la palabra "artritis". La OA se produce cuando el cartílago que cubre los extremos de los huesos comienza a desgastarse y los huesos empiezan a frotarse uno contra otro, causando inflamación, dolor y rigidez. Un tipo menos común, la artritis psoriásica, afecta a las personas que tienen psoriasis. La psoriasis es una enfermedad de la piel que hace que la gente desarrolle enrojecimiento de la piel, irritación y manchas gruesas y plateadas llamadas escamas. Si bien se desconoce la causa exacta, los investigadores creen que la psoriasis es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el sistema inmunológico ataca equivocadamente los tejidos sanos. De acuerdo con la National Psoriasis Foundation, alrededor de 7,5 millones de estadounidenses padecen psoriasis y entre el 10 y el 30 por ciento de esas personas desarrollarán artritis psoriásica. En muchos casos, una persona va a desarrollar psoriasis primero y luego desarrollará la artritis psoriásica. Sin embargo, es posible que la artritis sea el primer síntoma de la enfermedad y la condición de la piel aparezca más tarde. Al igual que con la OA, los síntomas de la artritis psoriásica incluyen hinchazón, rigidez y dolor en las articulaciones. La artritis psoriásica puede afectar cualquier parte del cuerpo y puede aparecer y desaparecer cuando la enfermedad entra en períodos de incremento de actividad (brotes) y disminución de la actividad (remisión). Nota del editor: Este artículo fue revisado médicamente por George Krucik, MD.

Nutrición y artritis psoriásica

Los medicamentos, como los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID) y modificadores de la enfermedad antirreumáticos (DMARD), suelen ser el tratamiento de primera línea para la artritis psoriásica. Algunas personas, sin embargo, pueden desear complementar su régimen de medicamentos con una dieta adecuada para la artritis. Otras pueden descubrir que pueden manejar sus síntomas sin medicación.

Habla con tu médico acerca de tus opciones. Si bien no hay "alimento milagroso" para curar la artritis psoriásica, se ha demostrado que varios alimentos reducen o eliminan los síntomas.

Peces de agua fría

Los peces de agua fría, como el salmón, las anchoas y la caballa, son ricos en ácidos grasos omega-3, saludables para el corazón y antiinflamatorios.

Un estudio en el 2002 publicado en el Journal of the American College of Nutrition mostró que las personas con enfermedades autoinmunes, como la psoriasis, que consumen ácidos grasos omega-3 experimentan actividad reducida de la enfermedad (menos síntomas), a diferencia de las personas que no los consumen, cuya enfermedad no experimenta estos beneficios.

Las personas que tienen un consumo adecuado de grasas omega-3 también tienen que tomar menos medicamentos y controlar la psoriasis puede ayudar a controlar los síntomas asociados de la artritis .

Granos enteros

Cuando los granos son despojados de su salvado y del germen durante el proceso de refinado, todas las vitaminas y minerales saludables se van con ellos. Todo lo que queda es el endospermo de hidratos de carbono y rico en proteínas.

Los granos enteros no se han refinado en modo alguno y son fuentes saludables de muchas vitaminas, minerales, hidratos de carbono complejos, proteínas y fibra. Los granos enteros mantienen la sensación de saciedad por más tiempo, lo que ayuda a controlar tu peso. Los alimentos integrales también contienen agentes antiinflamatorios que pueden ayudar a combatir y reducir los síntomas de la artritis psoriásica.

Nota: no confundas los cereales integrales con productos "multi-grano". Que sea multigrano sólo significa que se ha incluido más de un tipo de grano pero de ninguna manera garantiza que los granos incluyen las vitaminas y minerales que son parte de los cereales integrales .

Aceites y grasas saludables

Los vegetarianos o personas que prefieren no comer pescado pueden obtener su ración saludable de ácidos grasos omega-3 en otros alimentos. Según el National Institutes of Health, las fuentes no cárnicas de ácidos grasos omega-3 son los aceites, como el aceite de canola y soja, además de las semillas de calabaza, semillas de lino y las nueces.

Comer cada día varias de estas fuentes no cárnicas de omega-3 garantiza que tu cuerpo obtenga suficiente de esta sustancia, que es tan buena para ti.

Naranjas

Los alimentos ricos en vitamina C, como naranjas, fresas, piña, brócoli y coliflor, pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones dañadas, según un estudio realizado en 2007 en The Journal of Bone & Joint Surgery.

Pero ten cuidado: no siempre más es mejor.

Un estudio de la Duke University realizado en animales también encontró que el exceso de vitamina C puede causar espolones óseos, que pueden aumentar el daño articular y dolor. La cantidad diaria recomendada (RDA) de vitamina C es de 90 mg al día para los hombres, mientras que las mujeres necesitan 75 mg al día.

Frutas y vegetales

Los alimentos más coloridos y sabrosos de la naturaleza están a menudo repletos de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los antioxidantes son grandes protectores contra enfermedades, ayudan a reducir la inflamación, previenen el daño celular causado por los radicales libres y protegen tu cuerpo contra el daño causado por la psoriasis y la artritis, de acuerdo con los National Institutes of Health.

Intenta comer todos los días al menos tres porciones, tanto de frutas como de verduras. En este caso, más es mejor.

Control de peso

Nuestras articulaciones soportan una gran carga: nuestro peso. Mientras más pesado seas, más duro deben trabajar tus huesos y articulaciones para sostener tu cuerpo. Cuanto más liviano seas, más fácil será trabajar para tus articulaciones. Entonces, lograr y mantener un peso saludable puede reducir la tensión en todas las articulaciones (sin mencionar tu corazón y sistema cardiovascular). En última instancia, mientras menor sea el peso que las articulaciones tengan que trasladar, mejor.

Además de comer muchos de los alimentos antes mencionados para reducir los síntomas de la artritis psoriásica, otras estrategias de alimentación saludable pueden ayudarte a alcanzar y mantener un peso saludable.

Los tamaño de las porciones (la cantidad de alimentos que comes) pueden hacer o romper tu dieta. (Los tamaños de porciones son la cantidad recomendada de alimento. Una porción es la cantidad de alimento que te sirves). Mantener un control en la porción puede ayudarte a comer menos calorías, centrar tus calorías en opciones más saludables y, en última instancia, comer menos. Aquí hay algunos consejos para controlar tus porciones:

• Una porción de granos es igual a 1 rebanada de pan.

• Una porción de arroz o pasta debe ser del tamaño de media pelota de béisbol.

• Una porción de verduras es del tamaño de un puño pequeño.

• Una porción de fruta picada, enlatadas o jugo es de 1/2 taza o una fruta de tamaño mediano (aproximadamente del tamaño de una pelota de béisbol).

• Una porción de carne, pescado o aves de corral es de 2 a 3 onzas o del tamaño de una baraja de cartas.

• Una porción de frijoles es la mitad de una taza.

• Una porción de mantequilla de maní (2 cucharadas) es del tamaño de una pelota de ping-pong.

• Una porción de leche o yogur es de 1 taza, y una porción de queso es 1 1/2 onzas o el tamaño de cuatro dados apilados.

Siempre consulta a tu médico antes de comenzar una nueva rutina de dieta y ejercicio; puede ayudarte a diseñar un plan que se adapte a tus necesidades específicas. Sin embargo, una dieta saludable y bien equilibrada que hace hincapié en alimentos potencialmente antiinflamatorios combinada con un estilo de vida activo puede resultar eficaz para mejorar los síntomas de la artritis psoriásica.

Acerca del autor

Kimberly Holland es una escritora nutricional y de salud.

Foto: Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly holland
Traducido por sofía bottinelli