¿Para qué es buena la CoQ10?

Las células usan azúcar para ayudar a crear la energía que necesita el cuerpo para llevar a cabo los procesos internos, y la Coenzima Q10 es una parte importante de ese proceso. El cuerpo fabrica y almacena la CoQ10, y también se la encuentra en alimentos como la carne, el pescado, los aceites y las nueces, así como también en los suplementos elaborados por laboratorios. La CoQ10 fue aislada e identificada por primera vez en 1957, y Japón comenzó a fabricarla en grandes cantidades en la década de 1970. La Life Extension Foundation introdujo comercialmente la CoQ10 en Estados Unidos para su venta en 1983. Las investigaciones subsiguientes sobre la enzima son limitadas, pero la substancia ha demostrado efectos promisorios para algunas condiciones y enfermedades. La CoQ10 se vende como suplemento y no está aprobada por la U.S. Food and Drug Administration como tratamiento para ninguna condición médica. Debes consultar siempre con tu médico antes de tomar CoQ10 o cualquier suplemento.

Beneficios para el corazón

Algunos de los mayores beneficios de la CoQ10 están referidos al corazón. Las personas con insuficiencia cardíaca pueden tener bajos niveles de CoQ10, y cuando la substancia se combina con las medicaciones tradicionales, puede ayudar a reducir los problemas comunes asociados con la condición, como líquido en los pulmones y edema en las piernas, según el University of Maryland Medical Center. Las personas que sufrieron un infarto pueden tener menos probabilidades de tener otros y dolores en el pecho si comienzan a tomar CoQ10 dentro de las 72 horas del primer infarto, según un estudio de 1988 publicado en "Cardiovascular Drugs and Therapy". Los pacientes con problemas cardíacos deben siempre consultar con sus cardiólogos antes de agregar la CoQ10 a sus planes de tratamiento.

Hipertensión

La hipertensión es una de las mayores preocupaciones en cuanto a la salud en los Estados Unidos, con alrededor de 1 en cada 3 adultos que tienen esta condición, según el National Heart, Lung, and Blood Institute. La hipertensión puede provocar insuficiencia cardíaca, ACV y problemas de riñón. Tomar CoQ10 puede ayudar a reducir la presión sanguínea, pero puede llevar hasta tres meses hasta hacer efecto, explica el University of Maryland Medical Center. A veces se combina la CoQ10 con otras medicaciones para bajar la presión sanguínea para ayudar a reducirla más aún.

Envejecimiento

En ocasiones se publicita a la CoQ10 como un suplemento antienvejecimiento cuando se la toma oralmente o se la usa en productos para el cuidado de la piel. Los niveles de la CoQ10 en el cuerpo disminuyen con la edad, explica el Linus Pauling Institute, pero no se ha encontrado que la substancia incremente el lapso vital de los roedores en estudios de laboratorio. El daño celular de los radicales libres podría reducirse con la CoQ10 ya que la coenzima actúa como antioxidante, una substancia que ayuda a neutralizar los radicales libres.

Otros potenciales beneficios

La CoQ10 puede ser bastante efectiva en la prevención de migrañas. Un estudio de 2005 publicado en "Neurology" descubrió que la frecuencia de ataques de migraña en las personas que tomaron 100 miligramos de CoQ10 tres veces al día durante tres meses se redujo significativamente en comparación con quienes tomaron un placebo. La coenzima también puede ayudar a quienes tienen condiciones médicas crónicas. Los National Institutes of Health informan que la CoQ10 posiblemente sea efectiva para ayudar a hacer más lento el deterioro de las personas que sufren de Parkinson, a mejorar el sistema inmune de los individuos con VIH y SIDA y a mejorar la capacidad física de las personas con distrofia muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por irene cudich